Hugo Chávez manda desde La Habana

Continúa su recuperación en la isla, pero aún sin saberse pronóstico
Hugo Chávez manda desde La Habana
Ropa y artículos de artesanía y decoración con la imagen del presidente venezolano, Hugo Chávez.
Foto: EFE

CARACAS, Venezuela (EFE).— El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, continuaba ayer su recuperación en Cuba mientras da instrucciones a sus ministros en mensajes transmitidos por la televisión, al tiempo que el país aguarda novedades sobre el pronóstico que presenta su enfermedad.

El convaleciente presidente volvió a recurrir ayer al teléfono para contactar a uno de sus ministros en plena retransmisión televisiva, mientras miembros de su gabinete y del gobernante Partido Socialista Unido (PSUV) reiteraban durante el día en diversos actos el mensaje de que Chávez se está recuperando.

Chávez cumplió ayer una semana en La Habana, donde el lunes fue sometido a una cirugía para extraerle una lesión pélvica y el “tejido circundante”, pero de la que no se han ofrecido más detalles.

“Voy a caminar, que estoy caminando duro ya”, declaró Chávez durante la conversación, en la que reiteró, como ya había indicado el jueves, que sigue “aceleradamente” con su recuperación, proceso que, comentó, no puede desatender “un minuto”.

Chávez se limitó a señalar al respecto que sigue una dieta y que ya ingiere alimentos, y afirmó que ayer había almorzado un bistec con arroz y jugo de papaya.

Jaleado por los trabajadores de la Siderúrgica del Turbio (Sidetur), cuya entrega a los trabajadores se produce estos días después de haber sido nacionalizada el año pasado, el gobernante venezolano agradeció “tantos apoyos” e indicó que está “comenzando a levantar vuelo de nuevo”, recalcó.

“Estaré con ustedes todos los días, meses y años que me queden de vida levantando la patria del futuro, la patria de nuestros hijos, la patria libre, soberana, independiente y socialista que soñó [el Libertador Simón] Bolívar”, agregó Hugo Chávez.

En lo que no escatimó en detalles fue en las instrucciones que telefónicamente le dio a su ministro de Industria, Ricardo Menéndez, a quien ordenó avanzar en un proyecto forestal con participación de una empresa chilena, al tiempo que nombró a la nueva directiva de Sidetur.

Chávez sigue ejerciendo sus funciones, dado que no delegó su cargo antes de partir a La Habana, como solicitó la oposición en la sesión en la que la Asamblea Nacional, de mayoría chavista, lo autorizó a ausentarse del país.

Este fue el segundo contacto telefónico que Chávez mantiene con el canal VTV en 24 horas y ya desde el miércoles han aparecido mensajes en su cuenta en la red social Twitter chavezcandanga.

Durante el día, el ministro de Finanzas, Jorge Giordani, el de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez, y el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, encabezaron actos en diversos puntos del país en los que insistieron en las buenas noticias que llegaban de La Habana y comentaron que Chávez “pronto” estará de vuelta.

“El presidente Chávez está activo, mejorando su salud y pronto se encontrará entre nosotros”, dijo en una rueda de prensa Giordani, sin dar más precisiones.

Por su parte, Cabello, en un acto multitudinario con seguidores chavistas en el estado occidental de Yaracuy, criticó a quienes han buscado “manipular a la opinión pública” queriendo hacer ver “al pueblo de Venezuela y a los pueblos del mundo que el comandante está muy mal”.

Chávez “pasó la operación y lo tendremos en la calle gobernando con su pueblo”, gritó Cabello, al asegurar que la oposición tiene laboratorios de guerra sucia y los seguidores del gobernante deben estar “armados de paciencia y de valor” para “no escuchar rumores” ni “chismes de ellos”.

También el ministro de Comunicación, Andrés Izarra, tildó de “chismes” los correos de la empresa de seguridad Stratfor Global Intelligence publicados por Wikileaks, en una entrevista publicada ayer por el diario El Nacional.

Izarra calificó de “terrible” y “puro chisme” lo que dicen esos informes y aseguró que Chávez puede ejercer plenamente el poder.

Mientras el mandatario continúa con su convalecencia, la oposición guarda silencio y evita referirse al tema.

El líder opositor, Henrique Capriles, realizó una actividad con sus seguidores en el estado oriental de Anzoátegui, pero sin mencionar la situación de salud del presidente.

El también gobernador del estado (central) Miranda indicó días atrás que le deseaba al presidente venezolano “buena salud, para que vea el cambio que viene para Venezuela”.