‘La roca’ de LACMA hace su lenta travesía

Peñón de 340 toneladas es llevado a museo para instalación

‘La roca’ de LACMA hace su lenta travesía
Equipos de Southern California Edison levantan cables de electricidad para permitir el paso del peñón de 340 toneladas, al salir de Jurupa Valley el miércoles, rumbo al Museo de Arte del Condado de LA.
Foto: AP

El Museo de Arte del Condado de Los Angeles está obteniendo excelente millaje, literalmente, de su nueva obra de arte. Y la escultura Levitated Mass ni siquiera ha sido instalada.

Se trata de una obra conceptual del artista californiano Michael Heizer en la que una enorme piedra de granito, de un peso de 340 toneladas y una altura de más de 200 pies, ha de ser instalada de tal forma que dé la apariencia de estar suspendida en el aire –de ahí el título, que significa en inglés “masa levitada”.

Para la obra, que se espera esté instalada en el museo este verano, el artista encontró la piedra ideal en una cantera del condado de Riverside. El chiste ha sido encontrar la mejor manera de transportar el peñón una distancia de 60 millas hasta el museo en el sector mid-Wilshire de Los Ángeles.

Para ello, la compañía Emmert International construyó un transportador de aproximadamente 260 pies de largo y 32 pies de ancho, lo suficiéntemente grande como para distribuir el peso sobre 196 ruedas, para minimizar el daño a los caminos por los que pase.

Seleccionar la ruta para el viaje ha requerido semanas de planificación, negociación y obtención de permisos. El viaje solo puede realizarse de noche, para que haya mínimo impacto sobre el tráfico; la ruta final de 105 millas, que evita los freeways, puentes y caminos angostos, atravesará 22 ciudades en cuatro condados antes de arribar al museo en la madrugada del sábado próximo.

Desde mediados de la semana pasada, “la roca” -como se le ha apodado- ha estado moviéndose a una velocidad promedio de ocho millas por hora, con paradas en prácticamente cada interseccion para subir cables de electricidad y remover señales de tráfico que impedirían el paso del peñón en su transportador.

El costo total de la empresa, que involucra a cientos de trabajadores, ha sido estimado en 10 millones de dólares, todo pagado por donaciones privadas al museo.

Este fin de semana, “la roca” ha estado estacionada en un parque de Rowland Heights, desde donde reiniciará su travesía cerca de las 10:00 de la noche del domingo, rumbo a su próxima parada en La Mirada.

Si bien centenares de personas han visto el paso del monolito por las zonas menos pobladas que ha atravesado, se esperan muchedumbres esta semana cuando cruce centros urbanos como Whittier, Long Beach y Huntington Park.