Chávez sigue de candidato para chavistas

Incognitas se acrecientan, pero no para partidarios del Presidente
Chávez sigue  de candidato para chavistas
Una pancarta con la imagen del presidente venezolano, Hugo Chávez, es vista ayer, en el centro de Caracas.
Foto: EFE

CARACAS, Venezuela (EFE).— La confirmación de que el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, fue operado de un tumor canceroso y se someterá a radioterapia ha acrecentado las incógnitas sobre el futuro a siete meses para las elecciones, pero no para el chavismo, que ayer ratificó al gobernante como su candidato.

El vicepresidente primero del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional, dijo ayer que “el candidato de la revolución es y será Hugo Chávez, y no hay vuelta de nada” en las elecciones presidenciales del 7 de octubre.

Ayer, Chávez hizo público en un programa transmitido el domingo en Caracas y grabado el sábado en La Habana que tuvo una “recurrencia” del cáncer diagnosticado en junio del año pasado, anunció que se someterá a radioterapia y otros tratamientos complementarios y negó que tuviera metástasis.

Además, explicó que la evolución tras la operación, que, aclaró, fue el domingo 26 y no el lunes 27, como se había informado inicialmente, ha sido “franca”, “progresiva”, “sostenida” y “rápida”, y manifestó que está “muy optimista”.

“No hay, ni se ha pensado, ni se ha evaluado, ni lo hemos estudiado, tenemos la certeza que ese es el candidato de la revolución y no solo la certeza, sino que estamos seguros de que va a triunfar el día 7 de octubre”, apuntó Cabello en una rueda de prensa.

Señaló que pese a la enfermedad “será muy difícil frenar al Presidente porque él va a salir a la calle a hablarle a la gente”.

Cabello afirmó que Chávez no dejará de hacer actos públicos “todos los días” y “sin restricciones”, pues le corresponde como “presidente en ejercicio”, a pesar de que el propio mandatario indicó poco antes de partir hacia La Habana que tendría que “repensar” su agenda de actividades.

A pesar de las incógnitas sobre las implicaciones que tendrán la enfermedad y el tratamiento que deberá seguir en vísperas de una campaña que está previsto que comience oficialmente en junio, la oposición pasó ayer de puntillas por el anuncio del presidente y sin hacer valoraciones públicas sobre el nuevo tumor.

Por el contrario se centró en criticar al Gobierno por unos incidentes ocurridos en la tarde del domingo y que ayer captaron el interés de los medios en el país.

El candidato de la oposición a las elecciones presidenciales, Henrique Capriles, vio cómo el domingo por la tarde un grupo de hombres armados disolvía un acto que llevaba a cabo en una zona del oeste de Caracas con un tiroteo que dejó varios heridos leves.

El jefe de campaña de Capriles, Armando Briquet, responsabilizó de los incidentes a “bandas armadas” afines al Gobierno, mientras que el ministro del Interior, Tareck el Aissami, dijo que todo fue una “payasada” de la oposición, a la que culpó de los incidentes.

“Hubo detonaciones de bala, ciertamente se escucha en algunos vídeos, estamos haciendo las investigaciones”, indicó El Aissami, mientras el candidato opositor al municipio caraqueño Libertador, Ismael García, denunciaba en el Ministerio Público los hechos, en los que salió herido su hijo.

Con este episodio como aviso sobre la crispación que se puede llegar a producir, analistas consultados consideran que Chávez deberá variar su plan con vistas a las elecciones de octubre, pero dan por sentado que seguirá adelante en sus aspiraciones de buscar la reelección por tercera vez.

“Su estrategia básica de que estaba curado, de que no tenía nada, que podía ir a la campaña, no sigue siendo válida”, indicó el presiente de Datanálisis, Luis Vicente León.

El analista pronosticó un manejo más virtual de la actividad proselitista del oficialismo, mayor publicidad televisiva y una movilización del aparato del Gobierno y del Estado para tratar de hacer visible la actividad del Ejecutivo de Chávez.

Mientras tanto, las encuestas siguen dando amplia ventaja al presidente venezolano sobre su contrincante.

La encuestadora Hinterlaces difundió ayer un sondeo, realizado entre el 24 de febrero y el 1 de marzo, en el que señala que un 52 % de los venezolanos afirmó que si las elecciones presidenciales fueran el próximo fin de semana votarían por Chávez, frente a un 34 % que manifestó su predilección por el centrista Capriles.

Sobre la enfermedad de Chávez, la encuesta señala que un 49 % de los venezolanos piensa que la enfermedad del presidente es grave, pero el 71 % cree que logrará curarse y participar en las elecciones presidenciales.