No mejora el trato a niños

Siguen abusos contra los menores migrantes dice la CNDH

A pesar de las denuncias, en México continúan las vejaciones contra menores que cruzan territorio de ese país hacia Estados Unidos.
A pesar de las denuncias, en México continúan las vejaciones contra menores que cruzan territorio de ese país hacia Estados Unidos.
Foto: AP

MÉXICO, D.F.- La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) urgió una atención especializada en la infancia migrante después de contabilizar en un año 136 quejas por presuntas violaciones a los derechos, a la seguridad jurídica, trato digno, integridad, igualdad y salud de niñas, niños y adolescentes que se encuentran en condición de vulnerabilidad por encontrarse en tránsito de un país a otro.

El organismo detalló que hace falta “buscar alternativas a la detención y privación de la libertad” de este grupo y propuso que su alojamiento sea en unidades de protección social.

En ese sentido, coincidió el sacerdote Alejandro Solalinde, fundador del albergue Nuestros Hermanos en el Camino, en Ixtepec, Oaxaca, donde el día de ayer arribaron alrededor de 1,000 indocumentados; 35% de ellos menores de edad.

“Hace falta un monitoreo de toda la ruta para saber lo que pasa con ellos porque una vez que salen de los albergues nada se sabe”, señaló el activista con miras a crear una red de casas migrantes que den seguimiento al paso de los indocumentados que sufren la precariedad del viaje en tren, secuestros, robos, extorsiones y asesinatos.

La CNDH consideró que en su travesía por diferentes estados de la república, los menores están expuestos a numerosos delitos, que en algunos casos pueden poner en peligro sus vidas.

Desde mayo de 2011, la CNDH alertó que la mayoría de los niños son originarios de Oaxaca, Michoacán, Guerrero, Sonora y Puebla y que el 90% tiene entre 13 y 17 años.

Según datos oficiales, entre enero y noviembre del 2011 fueron repatriados de Estados Unidos casi 11,000 niñas, niños y adolescentes que buscaban la reunificación familiar, empleo o una vida sin abusos.

De acuerdo con Margarita Zavala, presidenta del Sistema de Desarrollo Integral de la Familia (DIF), “De los 89, 883 niñas, niños y adolescentes atendidos de 2007 a 2011, el 89% eran mexicanos”; el resto, principalmente de Guatemala, Honduras y El Salvador”.