Breves de Los Ángeles y California

Breves de Los  Ángeles y California
Un agente de la policía frente al campus de la escuela Carson High School, de donde salían dos mujeres ayer.
Foto: AP

Las clases transcurrieron normalmente ayer en medio de medidas de seguridad más estrictas en la escuela preparatoria de Carson donde ocho estudiantes resultaron lesionados en una pelea en un patio.

Diez patrullas policiales escolares adicionales patrullaban el campus de la Carson High School, pero no ocurrieron más incidentes, dijo Monica Carazo, portavoz del Distrito Escolar Unificado Los Ángeles.

La asistencia en el primer período fue 83%, menor a la normal. Generalmente es superior a 90%, dijo Carazo.

La seguridad se intensificó después de que el miércoles surgió una pelea en la que participaron unos 30 estudiantes durante el recreo de media mañana. Cuatro estudiantes fueron trasladados a hospitales y cuatro fueron tratados por la enfermera de la escuela. Siete estudiantes fueron arrestados o suspendidos por pelear.

Carazo dijo que no tenía una actualización de las condiciones de los estudiantes lesionados.

La causa de la pelea era investigada ayer por la policía de la escuela, aunque informes iniciales de que se debía a motivos raciales no fueron verificados, dijo la directora Windy Warren, directora de la escuela con 3,000 estudiantes, ubicada al sur del centro de Los Ángeles.

Warren dijo que líderes de los estudiantes no denunciaron tensiones entre el étnicamente diverso cuerpo estudiantil.

“Es un incidente muy raro en el campus Carson, que ha sido muy pacífico durante todo el año escolar”, dijo.

Once condados de California recibirán millones de dolares del estado para ayudarles en la expansión de sus sistemas carcelarios al traspasarse la responsabilidad por los criminales de menor nivel de las prisiones estatales a las cárceles del condado.

Autoridades estatales dijeron que se entregarán 602 millones de dólares para proyectos de construcción o expansión.

Los condados de Los Ángeles, Riverside y Orange recibirán 100 millones de dólares cada uno.

Los fondos ayudarán a cubrir los costos de encarcelar a decenas de miles de criminales que están ahora bajo al jurisdicción de los condados bajo una ley que entró en efecto en octubre.

Un exagente del orden público de Corea del Sur acusado de ingresar casi 40,000 píldoras falsificadas para disfunción eréctil a los EEUU ha sido liberado con una fianza de 10,000 dólares.

Kil Jun Lee, de 71 años, llevó a cabo una comparecencia inicial en el tribunal federal de Los Ángeles el miércoles de tarde y la audiencia preliminar se fijó para el 28 de marzo.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas asegura que Lee regresaba de un viaje a Corea del Sur el 25 de febrero cuando agentes en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles encontraron píldoras falsificadas de Viagra, Cialis y Levitra en su equipaje.

Fue arrestado el miércoles en su apartamento de Los Ángeles acusado de traficar mercancías falsificadas.

Un hombre del Condado de San Diego que supuestamente prendió un cañón casero que explotó y mató a su novia fue acusado de asesinato ayer.

La fiscalía dijo que Richard Fox estaba tomando con su novia y amigos el martes en su hogar en Potrero, una pequeña comunidad rural en la frontera mexicana. Salió afuera y encendió la mecha del cañón que estaba cargado con pólvora.

La novia Jeanette Ogara, de 38 años, fue alcanzada en el pecho por la metralla que entró en el hogar de la pareja.

Fox enfrenta cargos adicionales, incluyendo poner en peligro la vida de un menor. La hija de la pareja de 4 años estaba en la casa pero no sufrió heridas.

Fox se declaró no culpable y se le fijo una fianza de 3.5 millones de dólares. Podría enfrentar una cadena perpetua sin derecho a libertad bajo palabra.

U-T San Diego informó el miércoles que Richard Fox, de 39 años, cumplió tres períodos en prisión en la década de 1990 por robo de automóviles y posesión de armas y se declaró culpable de un delito menor por golpear a su novia en 2006.

Oye voces

El abogado de un ex Marine acusado de matar a seis personas, incluyendo cuatro hombres sin hogar, dice que su cliente ha estado oyendo voces y sufriendo de dolores de cabeza y tics musculares mientras se encuentra encerrado en una cárcel del Condado Orange.

El abogado Randall Longwith dijo el miércoles a Los Angeles Times que Itzcoatl Ocampo, de 23 años, estaba tan desesperado por hacer que las voces y los tics cesaran que se golpeó la cabeza en un excusado o banco en su celda y se provocó un verdugón en la frente.

Longwith dice que es posible que Ocampo no pueda asistir a una audiciencia hoy viernes sobre su caso porque parece estar sufriendo deterioro mental.

Ocampo se declaró no culpable de los asesinatos de cuatro hombres sin hogar en diciembre y enero y del asesinato anterior de dos familiares de un compañero de clase de la escuela preparatoria.