Joseph Pabón siempre estuvo en la mira de las autoridades

Uno de los abogados del acusado sostuvo que el haberse enfocado en su defendido se descartó al verdadero culpable.
Joseph Pabón siempre estuvo en la mira de las autoridades
La familia de Eridania Rodríguez, asesinada dentro del edificio donde trabajaba, en el 2009, asisten todos los días a corte, hasta que el presunto asesino pague por el delito.
Foto: Humberto Arellano / EDLP

Manhattan –Seis días antes de arrestarle, la policía centró la recolección de evidencia contra el hoy acusado de la muerte de Eridania Rodríguez, Joseph Pabón, de 28 años.

Esta singularización, descartando recolección de evidencia de otros trabajadores del edificio, salió ayer a relucir durante el testimonio de la detective Victoria Burton.

A preguntas de la fiscal Virginia Nguyen, Burton indicó que recibió orden de presentarse al dos de Rector Street el 11 de julio del 2009, tras ser encontrado el cadáver de Rodríguez en un conducto de ventilación del octavo piso.

Una vez allí la enviaron a la escena del crimen: “Parecía un piso abandonado, una oficina que estaba siendo reconstruida”, declaró Burton quien se dedicó a tomar posibles evidencias.

Entre ellas el carrito de la limpieza de Rodríguez, que se encontraba junto al baño de mujeres y el contenedor de basura de la planta. De este recuperó la basura que había en la superficie, entre ellas cuatro botellas de soda y agua, muestras de ADN y huellas dactilares.

De allí fue al sótano donde en el cuarto de mantenimiento tomó ropa y evidencias del escritorio de Pabón.

En el contrainterrogatorio de Burton, Louis Gelormino, uno de los abogados defensores del acusado, la preguntó quién la llevó al sótano y quién la mostró cuál de los dos escritorios era el de Pabón. “El detective Graham”, respondió. Gelormino la preguntó si cuando estuvo en esos escenarios Pabón había sido arrestado, a lo que contestó que no.

A la salida de la corte Mario Gallucci, el otro abogado defensor indicó que esa es la base de su defensa: “El hecho de que no miraran en nadie más, enfocándose solamente en él. Como hemos dicho desde el primer día ha sido acusado injustamente”.

El resto de la sesión de ayer fue una sucesión de expertos en diversas ramas de la investigación forense que seleccionaron las evidencias recolectadas por la policía. Su misión fue previa a la de los especialistas que las analizaron y que testificarán en el futuro, siendo los que prepararon las que eran válidas para que las sometieran a las pruebas de laboratorio.