Residentes preocupados por balaceras en El Bronx

Residentes de Bronxdale en con conocido Condado de la salsa, temen ser víctimas de la violencia en las calles luego del tiroteo que se registró la noche del jueves en la tienda “Astor Deli”, ubicada en 750 de la Avenida Astor.
Residentes preocupados por balaceras en El Bronx
Vista exterior de la bodega donde resultaron heridos tres personas, entre ellas una adolescente de 16 años y una niña de 12.
Foto: Zaira Cortés / EDLP

Nueva York — Residentes de Bronxdale en con conocido Condado de la salsa, temen ser víctimas de la violencia en las calles luego del tiroteo que se registró la noche del jueves en la tienda “Astor Deli”, ubicada en 750 de la Avenida Astor.

“Esta mañana es diferente a otras”, dijo la ecuatoriana Abigail Quichimbo, de 24 años, que trabaja como cajera en una tienda cercana al lugar en donde ocurrió el indecente.

“La gente tiene miedo y no está saliendo a comprar”, añadió Quichimbo.

La dominicana Rosaria Pérez, de 57, comentó que pese a que la zona es generalmente segura, el miedo reina en el vecindario.

“No es posible vivir con este pánico. No sabemos si al salir a comprar leche seremos baleados por alguien”, dijo la mujer.

Según el dueño de la bodega “Astor Deli”, un latino que prefirió no identificarse, las adolescentes de 16 y 12 estaban en el restaurante “China Kitchen”, ubicado enfrente de la tienda.

“Las niñas salieron de ahí y cruzaron la calle. Un par de muchachos las venían siguiendo”, señaló el sujeto.

El hombre indicó que las chicas se dirigieron a su establecimiento buscando refugio. Afuera de la bodega se encontraba un electricista hispano reparando una cámara de seguridad. El propietario de “Astor Deli” lo identificó como “Ricardo”, de 45 años, pero declinó dar más detalles.

“La cámara se me dañó y Ricardo vino a repararla. Acordamos que sería a las cinco de la tarde, pero él llegó un par de horas después”, añadió el bodeguero que rehusó identificarse.

El hombre indicó que cuando los agresores dispararon a las adolescentes, una bala pegó en una barra metálica cerca de la puerta.

“La bala rebotó y se le incrustó a Ricardo en la espalda. Él está bien, pero al parecer le harán una operación sencilla el lunes”, dijo el bodeguero.

Durante el tiroteo, la joven de 16 resultó herida en el abdomen y la niña de 12 fue baleada en una pierna.

Los heridos fueron llevados al Centro Médico Jacobi y están fuera de peligro.

La Policía no proporcionó los nombres de las víctimas e informó que se están buscando a dos sospechosos que no han sido identificados.

Al respecto, el Presidente de El Bronx, Rubén Díaz Jr., lamentó que actos de violencia sin sentido continúen cobrando víctimas a pesar de los esfuerzos de las autoridades por frenar la situación.

“Me entristece que nuestras familias no pueden comprar en sus tiendas de comestibles locales, sin mirar por encima del hombro con el temor de la violencia armada”, dijo el presidente en un comunicado de prensa.

Díaz dijo estar “profundamente decepcionado y entristecido” por la balacera que dejó a tres personas inocentes heridas.

El mes pasado, el niño Armando Bigo recibió una “bala perdida” en el hombro cuando compraba en una bodega , en momentos en que un joven pasó en bicicleta y disparó contra un grupo que estaba reunido en el lugar.

Por este suceso fue arrestado un adolescente de 15 años. Las autoridades urgieron a los residentes de El Bronx a reportar armas ilegales en sus vecindarios a la línea de la policía 866-GUN-STOP.

Alrededor de la web