Enorme decomiso en penal de Michoacán

Guardias incautan droga, armas y minibares en dos cárceles

Guía de Regalos

Enorme decomiso en penal de Michoacán
Todo un arsenal fue decomisado ayer en dos centros de detención en Morelia en donde también se encontró cerveza y droga.
Foto: EFE

MORELIA, Michoacán, (EFE).- La policía federal decomisó ayer en dos cárceles mexicanas más de 1,000 dosis de droga, armas de fuego, pantallas de televisión y hasta minibares en los municipios de Charo y Morelia, en el occidental estado de Michoacán.

El secretario de Seguridad Pública de Michoacán, Elías Álvarez Hernández, dijo a Efe que agentes federales y estatales implementaron el operativo por sorpresa y simultáneamente en ambos centros penitenciarios donde están recluidos desde delincuentes comunes hasta sicarios y narcotraficantes de la organización criminal Los Caballeros Templarios.

En el penal David Franco Rodríguez, ubicado en el municipio de Charo y considerado como el de máxima seguridad en el Estado, los agentes federales descubrieron que había un autogobierno impuesto por el interno Jesús Zúñiga, conocido como “El Chuy” o “El Grande”, quien se encargaba de la venta de drogas y alcohol a los reos, así como de su protección.

Jesús Zúñiga, que se encuentra preso por delitos de delincuencia organizada y secuestro, cuenta con nexos con Los Caballeros Templarios, organización que presuntamente lo abastecía de la droga.

En varios dormitorios de ambos penales fueron decomisados un rifle y una pistola, así como 1,384 dosis de marihuana, cocaína y heroína; también se encontraron una silla bordada con hilos de plata para montar a caballo, así como 133,800 pesos (10,500 dólares) en efectivo, producto de las ventas de los estupefacientes.

Álvarez reportó también el aseguramiento de 214 televisores y pantallas, 210 teléfonos móviles, 90 navajas y objetos cortantes, minibares, bebidas alcohólicas y diversos aparatos electrodomésticos como parrillas eléctricas, licuadoras, ventiladores, aparatos de sonido y hornos microondas.

La delegación estatal de la Procuraduría General de la República (PGR) informó que ha abierto dos averiguaciones previas para identificar a los custodios o autoridades penitenciarias que permitieron el ingreso de lo decomisado, aunque hasta el momento no se ha reportado la detención de ningún guardia ni funcionario.