Federación sindical avala reelección de Obama

El presidente de la AFL-CIO, Richard Trumka, dijo que lo apoyará porque éste “colocó su fe en los trabajadores estadounidenses” para la recuperación económica del país.

Federación sindical avala reelección de Obama
Trumka elogió algunos de los logros de Obama en el primer mandato.
Foto: EFE

Washington.- La federación sindical AFL-CIO dijo hoy que avala la reelección del presidente Barack Obama en noviembre próximo, en momentos en que los sindicatos prevén jugar un mayor papel en la movilización de votantes.

El presidente de la AFL-CIO, Richard Trumka, dijo en un comunicado que su organización apoyará la reelección de Obama, porque éste “colocó su fe en los trabajadores estadounidenses” para la recuperación económica del país.

“Con nuestro respaldo reafirmamos nuestra fe en él y prometemos trabajar junto a él durante las elecciones y durante su segundo periodo para restaurar la justicia, la seguridad, y la prosperidad compartida”, agregó.

El líder sindicalista señaló que cada uno de los aspirantes presidenciales republicanos “ha ofrecido seguir apoyando los privilegios especiales de Wall Street” y de los más ricos, privilegios, que a su juicio, “han producido una desigualdad económica histórica” y mermado las voces de los trabajadores.

Trumka elogió algunos de los logros de Obama en el primer mandato, incluyendo el plan de estímulo para la creación de empleos, el resurgimiento del sector manufacturero, ayudas por la crisis de vivienda y las reformas de salud y de Wall Street.

No obstante, Trumka reconoció que el movimiento laboral “ha tenido sus diferencias con el presidente” y ha presionado a su Gobierno a que haga más y actúe con celeridad.

El apoyo de los sindicatos fue fundamental para la victoria de Obama en 2008, en particular en estados considerados entonces “bisagra”, como Michigan, Ohio, Pensilvania, Colorado, Florida, Carolina del Norte y Virginia.

La decisión de apoyar a Obama fue aprobada hoy durante la reunión de invierno de AFL-CIO en Florida.

Trumka dijo que los sindicatos de la central gremial movilizarán a los trabajadores para que éstos alienten una mayor participación en las urnas en los comicios del próximo 6 de noviembre.

Al menos 400,000 miembros de los sindicatos irán “de puerta en puerta” a visitar a los votantes en sus casas, como parte de una campaña para contrarrestar la influencia de los grupos de presión política que favorecen a los republicanos.

Varios líderes sindicalistas prevén que sus gremios invertirán unos 400 millones de dólares en comicios locales, estatales y nacionales, a favor de candidatos que apoyen una agenda favorable a los trabajadores.

En general, los sindicatos de EE.UU. apuestan por una victoria demócrata, por considerar que los republicanos han buscado minar el poder de los gremios, como sucedió con una legislación en Wisconsin para restringir el derecho a las negociaciones colectivas de trabajadores del sector público.

También el proyecto del oleoducto Keystone XL causó divisiones entre los diversos sindicatos del país- por un lado, estaban los que apoyaban el oleoducto como vía para la creación de empleos y, por otro, los que se sumaron a grupos ecologistas en su rechazo al proyecto.

AFL-CIO no tomó una postura pública sobre el oleoducto de TransCanada pero una de sus metas, según funcionarios, es reducir las tensiones entre los sindicatos hasta ahora enfrentados.