Tres jueces latinos en espera del ‘sí’

Sus confirmaciones se encuentran en medio de batalla política

Obama hizo 136 nominaciones.

Obama hizo 136 nominaciones. Crédito: AP

WASHINGTON, D.C.- Tres jueces hispanos están en medio de una nueva lucha política en el Capitolio. La cortes, por su parte, enfrentan una de las peores crisis judiciales en el país en los últimos años. Un acuerdo de última hora, permitiría la confirmación de 12 de al menos 17 jueces pendientes, sin embargo la espera se ha extendido por demasiado tiempo.

El poder judicial cuenta actualmente con 83 vacantes en los tribunales a nivel nacional. De ellos 35 son “emergencias judiciales”. Es decir, vacantes en tribunales de apelaciones donde los casos presentados por panel superan los 700 o entre 500 y 700 para puestos inactivos por más de 18 meses.

Además, a nivel de cortes de distrito se considera una “emergencia”, los casos que superen los 600 por juzgado o entre 430 y 600, cuando las vacantes hayan sobrepasado los 18 meses.Los nominados del presidente Barack Obama en las cortes de apelaciones han esperado un promedio de 136 días por su confirmación, mientras los correspondientes a las cortes de distrito se han retrasado en 93 días. De acuerdo a cifras del gobierno las demoras implican un costo importante. Específicamente en 2010 se gastaron 1,400 millones de dólares por concepto de detención de reclusos.

Ahora, 22 de los nominados del mandatario están esperando confirmación. “El Presidente está demandando que el Congreso haga su trabajo. No existe ninguna razón real para que no se avance en esta área”, dijo la asesora legal de la Casa Blanca, Kathy Ruemmler, quien esta semana dio un fuerte espaldarazo al intento del liderazgo demócrata de obligar a un voto sobre los candidatos.

Entre los jueces figuran tres latinos, Rudolph Contreras, para el Distrito de Columbia, cubanoamericano; David Guaderrama, para el distrito oeste de Texas y Gregg Costa para el distrito sur de Texas.

A pesar que en el Comité Judicial, los nominados han encontrado el apoyo de senadores republicanos, luego han visto retrasados sus procesos, por obstrucciones de algunos legisladores del mismo partido en el pleno.”La emergencia judicial que vivimos ahora ha sido creada por el obstruccionismo republicano”, declaró a principios de esta semana el líder de la mayoría en el Senado Harry Reid (D-NV).

El líder de la minoría en la Cámara Alta, Mitch McConnell (R-KY) se defendido ayer de las críticas, he insistió en que el retraso se debe a la lentitud en las confirmaciones del comité judicial y en el proceso de nominaciones. “44 de las 83 vacantes no tienen nominados”, dijo.

“Esto no se trata de que los jueces sean tratados de manera justa, se trata de darle al Presidente lo que quiere, cuando lo quiere. Están tratando de crear una narrativa de obstruccionismo para su campaña”, aseguró.

A pesar de la disputa política en el Senado, Reid anunció ayer, que había llegado a un acuerdo con McConnell de trabajar en el proyecto de ley de empleos aprobado en la Cámara de Representantes y en paralelo avanzar en la nominación de al menos 12 jueces antes de 7 de mayo.

Consultado por La Opinión, el presidente del comité judicial Patrick Leahy (D-VT) se mostró esperanzado en el anuncio, pero no se aventuró a comentar sobre sus expectativas concretas respecto al resultado final. En política todo puede cambiar.

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain