Comunidad quiere regresar tranvía a El Paso

Más de 500 personas solicitaron a las autoridades que el transporte se ponga en marcha de nuevo.

Comunidad quiere regresar tranvía a El Paso
Uno de los vagones del tranvía que existió en El Paso hasta finales de la década de los 70.
Foto: Héctor Manuel Castro / EFE

El Paso (EFE).- Un proyecto que comenzó como una tesis de grado se ha convertido en un reclamo popular que busca que el tranvía que existió en El Paso hasta finales de la década de los 70 se ponga en marcha de nuevo.

Peter Svarzbein, un artista local, ha logrado que residentes de la ciudad se movilicen y le pidan al Concejo Municipal que ponga nuevamente en funcionamiento al tranvía, aduciendo que éste traería significativos beneficios económicos a esta región fronteriza.

“Más de 500 personas han llenado solicitudes escritas para apoyar nuestra campaña, esperamos que los líderes políticos de la ciudad escuchen nuestras voces y se den cuenta de las enormes ventajas de esta propuesta”, manifestó a Efe Svarzbein, quien plasmó la idea en la tesis de su Maestría en Artes con especialización en multimedia.

Pero revivir el tranvía implica que los residentes del área desembolsen una enorme cantidad de dinero, que comienza a indisponer a muchos ciudadanos.

Incluso Steve Ortega, uno de los actuales concejales de El Paso, y quien podría ser el líder político de este proyecto, ha manifestado en diferentes ocasiones que se necesitarían alrededor de 80 millones de dólares para que el tranvía sea una realidad.

“Pienso que es demasiado dinero para un medio de transporte que solamente unos pocos utilizarían”, señaló Pedro Luis Gómez, un residente de la ciudad, quien aduce que de aprobarse, el dinero provendría de los impuestos de ciudadanos como él.

“Nuestra ciudad es una de las más pobres del estado de Texas, y tenemos altos niveles de desempleo. En vez de pensar en proyectos como el tranvía, ¿por qué no arreglamos los problemas locales primero?”, adujo Gómez.

Pero quienes defienden la propuesta, manifiestan que el nuevo medio de transporte podría atraer a cientos de turistas, los que visitarían la ciudad solamente para pasearse en él, y por ende se generarían ganancias económicas en muchas industrias locales.

“A los turistas les encantaría. Hay un tranvía en San Francisco, y otro en Nueva Orleans; y son ciudades que siempre tienen visitantes. El turismo es un beneficio para todos”, dijo a Efe Raúl Apodaca, un comerciante local que adquirió uno de los vagones que recorrían las calles de El Paso en 1974, y lo convirtió en museo.

El tranvía funcionó en esta ciudad durante 24 años, pero una decisión política logró archivar los ocho vagones que una vez fueron protagonistas del transporte público en esta frontera.

Ahora, Svarzbein y sus amigos, quieren desempolvar los recuerdos de esos años, y para ello comienzan a elaborar campañas publicitarias en donde indican los beneficios de un futuro tren local.

Como parte de la campaña, han nombrado a Alejandro Durán, otro promotor de la idea, como la cara oficial de la misma, y es precisamente este a quien se puede apreciar en diferentes avisos que están pegados en varios puntos de la ciudad, y en donde viste el uniforme de conductor, incluyendo un quepis.

“Está comprobado que el mantenimiento del tranvía es mucho más barato que el de los actuales autobuses públicos, y que por ser eléctricos la contaminación ambiental será menor”, indicó Durán.

La propuesta de Svarzbein, busca además que el recorrido del tranvía comience en la Universidad de Texas en El Paso (UTEP), y que se desplace hasta el centro, abarcando la zona rosa de la ciudad, en donde se encuentran los principales bares y clubes nocturnos.

“Buscamos ofrecerle a los habitantes de El Paso, no solamente un hermoso y módico sistema de transporte, pero además, de esta forma evitaríamos muchos accidentes viales, ya que podrías ir a un bar y regresar en tranvía hasta tu casa”, argumentó el autor intelectual del proyecto.

Se espera que en los próximos meses, el Concejo discuta si es factible o no, que un nuevo medio de transporte masivo haga parte de la vida cotidiana de la frontera.