Llega a Corea la lucha anti HB56

Organizaciones pro inmigrantes presionan a armadoras automotrices

Líderes sindicales y de derechos civiles apelaron ayer, a la responsabilidad corporativa de la gigante automotriz Hyundai. Al reunirse con su junta de accionistas en Corea del Sur, pidieron que la compañía rechace leyes como HB56 en Alabama, recordándoles sobre el poder de compra de sus consumidores hispanos en EEUU.

El poder de compra de los hispanos en Estados Unidos llega a los 1.2 billones de dólares, según las cifras más actuales de la Asociación Hispana de Agencias de Publicidad (AHAA). Líderes sindicales y de derechos civiles parecen seguros, que la mejor forma de neutralizar el efecto de leyes como HB 56, es presionando a empresas claves.

¿La estrategia? Los consumidores hispanos. La industria de autos extranjera sostiene más de 45,000 trabajos en ese estado, con una nómina de 4,800 millones de dólares.

Hyundai, por sí solo, es responsable del 2% del producto bruto interno de Alabama, de acuerdo a cifras provistas por el Sindicato Internacional de Empleados de Servicio (SEIU).

“Los latinos están mirando si Hyundai está con los clientes o con los violadores de los derechos humanos en Alabama”, dijo el secretario tesorero del SEIU, Eliseo Medina.

“Esperamos que Hyundai presione a los funcionarios de Alabama a suspender la aplicación de la ley y exhorte a la legislatura a reconsiderar el impacto de la medida a la luz de sus efectos”, dijo el presidente de la Conferencia de Líderes por los Derechos Civiles y Humanos, Wade Henderson.