Llega la “Tortilla Curtain” a California

La obra sobre se estrena en el Teatro de Repertorio desde mañana y es una adaptación de la novela del mismo nombre de T.C. Boyle

San Diego -El Teatro de Repertorio de San Diego estrena mañana “Tortilla Curtain”, adaptación de la novela del mismo nombre de T.C. Boyle y que analiza el futuro de la inmigración tanto en el escenario, como con una serie de actividades en las que participan líderes comunitarios, académicos y activistas.

Con representaciones desde el 17 de marzo hasta el 8 de abril, y ambientada en el Cañón Topanga, en California, esta obra presenta el encuentro entre dos parejas, una privilegiada blanca que vive en una comunidad exclusiva arriba del cañón y una de inmigrantes indocumentados que vive en el fondo del barranco.

Los protagonistas son el escritor ambientalista progresista Delaney Mossbacher (interpretado por Mike Sears), y su esposa Kyra (Lisel Gorell-Getz), mientas que Cándido Rincón es interpretado por Kinán Valdez, hijo del padre del teatro chicano Luis Valdez, y Vivia Font hace el papel de su esposa América.

La adaptación de la novela fue hecha por Matthew Spangler, quien en paralelo a su carrera como dramaturgo imparte cursos relacionados con inmigración en el Departamento de Estudios de Performance de la Universidad Estatal de San José, bajo la dirección de Sam Woodhouse.

Woodhouse dijo a Efe que desde 1988 el Teatro de Repertorio ha montado 48 obras como parte de su iniciativa “Teatro sin Fronteras”, en su mayoría de artistas hispanos, para reflejar la importancia de la frontera en la región y crear conciencia en los espectadores.

La compañía ha organizado también una serie de eventos abiertos al público y gratuitos “que reflejan en la diversidad de temas que existen en la obra, con un amplio rango de académicos, expertos y artistas que trabajan en la región”, según el director.

Entre ellos, una conferencia el 28 de marzo de la académica Elizabeth Muñoz sobre la inmigración de mujeres indígenas a EE.UU., la proyección el 31 de marzo del documental “Latino ahora- paisaje de deseo”, sobre el Colectivo de Danza Patricia Rincón, y un encuentro el 4 de abril con el artista en residencia Herber Singüenza, fundador de “Culture Clash”.

Spangler dijo a Efe que su preparación para escribir este guión incluyó la puesta en escena estudiantil de la obra junto con sus estudiantes en la Universidad Estatal de San José, además de visitas a puestos de cruce fronterizo con México, desde Caléxico hasta Nogales, y su experiencia con los cursos que ofrece sobre inmigración global.

“Como escritor quise reflejar con exactitud puntos de vista que no son los míos, en una forma honesta, escribiendo sobre cosas con las que no estoy de acuerdo”, dijo Spangler al referirse a la complejidad de los personajes en la obra, especialmente el de Delaney, que “se transforma masivamente y es una víctima del pensamiento reduccionista que lo rodea”.

Sobre sus personajes hispanos comentó que, “como dramaturgo, tienes que entender por lo que han pasado, lo caro que es el cruce, la forma en la que ahorran para él”.

El personaje de Cándido, dijo Spangler, “es el más atractivo en el escenario” y simboliza la esperanza- “cuando tienes todas las probabilidades en tu contra y sin embargo te levantas”. Contrasta con el de su esposa América, que experimenta la desilusión y el desencanto en forma más vívida.

Por su parte Vivia Font dijo a Efe que su personaje América es más joven que Cándido, escapó de su papá porque estaba embarazada, y pese a la desilusión por las inclemencias de la vida en EE.UU. “sobrevive y se sobrepone”.

La adaptación de la novela fue hecha por Matthew Spangler, quien en paralelo a su carrera como dramaturgo imparte cursos relacionados con inmigración en el Departamento de Estudios de Performance de la Universidad Estatal de San José, bajo la dirección de Sam Woodhouse.

Woodhouse dijo a Efe que desde 1988 el Teatro de Repertorio ha montado 48 obras como parte de su iniciativa “Teatro sin Fronteras”, en su mayoría de artistas hispanos, para reflejar la importancia de la frontera en la región y crear conciencia en los espectadores.

La compañía ha organizado también una serie de eventos abiertos al público y gratuitos “que reflejan en la diversidad de temas que existen en la obra, con un amplio rango de académicos, expertos y artistas que trabajan en la región”, según el director.

Entre ellos, una conferencia el 28 de marzo de la académica Elizabeth Muñoz sobre la inmigración de mujeres indígenas a EE.UU., la proyección el 31 de marzo del documental “Latino ahora- paisaje de deseo”, sobre el Colectivo de Danza Patricia Rincón, y un encuentro el 4 de abril con el artista en residencia Herber Singüenza, fundador de “Culture Clash”.

Spangler dijo a Efe que su preparación para escribir este guión incluyó la puesta en escena estudiantil de la obra junto con sus estudiantes en la Universidad Estatal de San José, además de visitas a puestos de cruce fronterizo con México, desde Caléxico hasta Nogales, y su experiencia con los cursos que ofrece sobre inmigración global.

“Como escritor quise reflejar con exactitud puntos de vista que no son los míos, en una forma honesta, escribiendo sobre cosas con las que no estoy de acuerdo”, dijo Spangler al referirse a la complejidad de los personajes en la obra, especialmente el de Delaney, que “se transforma masivamente y es una víctima del pensamiento reduccionista que lo rodea”.

Sobre sus personajes hispanos comentó que, “como dramaturgo, tienes que entender por lo que han pasado, lo caro que es el cruce, la forma en la que ahorran para él”.

El personaje de Cándido, dijo Spangler, “es el más atractivo en el escenario” y simboliza la esperanza- “cuando tienes todas las probabilidades en tu contra y sin embargo te levantas”. Contrasta con el de su esposa América, que experimenta la desilusión y el desencanto en forma más vívida.

Por su parte Vivia Font dijo a Efe que su personaje América es más joven que Cándido, escapó de su papá porque estaba embarazada, y pese a la desilusión por las inclemencias de la vida en EE.UU. “sobrevive y se sobrepone”.

“Mi experiencia como inmigrante no es similar a la de América”, dijo la hija de padres cubano y chilena y criada en la costa este. “Nunca viví la experiencia de no tener dinero, pero sé sobre el prejuicio y los retos”, indicó.

“Esta obra muestra a gente de diferentes contextos chocando. Es una gran historia, graciosa, que sin embargo te lleva por una jornada masiva, épica”, señaló la actriz.