La ciudad de sus sueños

Nuevo proyecto de Los Ángeles busca sugerencias para mejorar la ciudad

La ciudad de sus sueños
Participante en un Think Lab explica cuál sería su calle ideal, que contaría con parques y un mejor tránsito.
Foto: Suministrada

¿Qué dirían los residentes de Los Ángeles si les preguntara qué cambio o mejora querrían ver en la ciudad?

Esta es la pregunta que hizo el Departamento de Planeamiento y Transporte de Los Ángeles en reuniones y talleres comunitarios llamados ThinkLabs, a residentes de distintas áreas de la ciudad, durante la primera fase del proyecto de movilidad LA/2B, un plan de la ciudad para determinar e implementar cambios y mejoras en las calles y el tránsito de la ciudad.

Claire Bowin, vocera del departamento de planeamiento de la ciudad explicó que el proyecto LA/2B consta de tres fases. La primera, que se está llevando a cabo en la actualidad, es para recabar información de las necesidades de los residentes. El proyecto también consta de un sitio en la internet http://ideas.la2b.org, en el cual los residentes pueden exponer sus inquietudes, en el idioma que prefieran. Una vez recabada dicha información, habrá una fase de estudio ambiental, para estudiar la factibilidad de los cambios, se creará un plan tentativo, y se presentará a la Comisión de planeamiento y el Concejo municipal para su evaluación. El proyecto total llevará aproximadamente tres años.

Se calcula que el costo del proyecto para el primer año será de medio millón de dólares y otros dos millones para los próximos dos años. LA/2B está subvencionado con parte de los 40 mil millones de dólares de la medida R, aprobada en noviembre de 2008 por dos tercios de los votantes, para obras de alivio de tráfico y mejoras en el transporte en el condado de Los Ángeles.

Bowin señaló que en una ciudad tan extensa como Los Ángeles, existe un sinfín de necesidades. “Es como estar escuchando los pedidos de los hijos, los padres, el esposo, los abuelos, cada uno quiere algo distinto”, comparó. La declaración de Bowin sobre la diversidad de necesidades en LA, se confirmó al preguntar a personas aisladas en la calle.

“Yo querría que pongan menos semáforos que hacen más lento el tráfico”, propuso Oscar Miranda que vive en Pacoima, pero maneja todos los días a Los Ángeles”.

“Mejor sería que primero arreglen las veredas, que no se puede caminar”, opinó Elvia Quevedo, de Lake View Terrace.

“El cambio en el que coincidieron la mayor parte de los residentes fue la instalación de una línea exclusiva para los autobuses”, señaló Bowin.

Ella explicó que los residentes querrían que los autobuses no tuviesen que competir con el tráfico. Los otros dos pedidos que más se oyeron fueron la necesidad de líneas exclusivas para ciclistas, en las que no puedan entrar o estacionar vehículos, y que las veredas sean más anchas para poder caminar, dijo la vocera.

“A la primera reunion de LA/2B llegaron alrededor de 500 personas”, señaló Bowin. “Pero hubo muy poca gente en los talleres informativos. Esperamos que en junio, cuando hagamos la segunda ronda de reuniones con preguntas y planteamientos más específicos, llegue más gente”. Bowin agregó que si bien la cantidad de asistentes no fue la esperada, la calidad de los comentarios, sugerencias e ideas fue excelente. Las zonas en las cuales hubo menos participación fueron el norte del Valle de San Fernando y el sur de Los Ángeles.