Nuevo mapa de Los Ángeles

La redistribución de distritos electorales se realiza cada 10 años con el fin de reflejar los cambios demográficos ocurridos en ese período. Dentro del teje y maneje político el nuevo mapa político de la ciudad de Los Ángeles cumple con esa misión.

No obstante los cambios realizados no son tan grandes en cuanto a los latinos se refiere. El mapa aprobado el viernes en el Concejo Municipal fija cinco distritos de mayoría latina -en la actualidad hay cinco concejales latinos-, otro distrito donde el electorado hispano influirá en la elección de su concejal. Uno de los puntos a destacar es la unificación del centro de Los Ángeles bajo el distrito 14.

Si bien el resultado es justo en relación al crecimiento de población latina, es inevitable que hayan concejales insatisfechos y otras comunidades de minorías, como la coreana, que se siente perjudicada con el nuevo mapa.

Es cierto que a medida en que Los Ángeles aumenta su diversidad de población, se dificulta una representación bajo un sistema donde hay solo 15 concejales para un área con 3.8 millones de habitantes. Para lograr una representación más adecuada de la población de nuestra ciudad es necesario ampliar el número de concejales, pero esa es una discusión para otro momento.

Hay críticos que acusan a la comisión de redistribución, que elaboró los mapas, de haber utilizado principalmente el factor racial en la elaboración de los nuevos distritos. Es prácticamente imposible ignorar la etnia cuando el 48.5% de los residentes de Los Ángeles son latinos y el mayor crecimiento de población ocurrido en la década pasada fue en esa comunidad.

Los mapas distan de ser lo ideal. Habría que ver si el resultado hubiese podido ser mejor para los latinos si en general ellos hubieran participado más en las audiencias públicas. De todas maneras, la nueva geografía política hace lo mejor para reflejar Los Ángeles de hoy.