Ya todo está listo para la maratón angelina

El estadio de los Dodgers será el punto de partida de los corredores

Orlando Martínez, de 60 años, ha participado en esta maratón por   15 años. Jackeline De León lo hace  desde hace seis años
Orlando Martínez, de 60 años, ha participado en esta maratón por 15 años. Jackeline De León lo hace desde hace seis años
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

Miles de personas participarán mañana en uno de los eventos deportivos más importantes del año: la Maratón de Los Ángeles. Ni la lluvia ni el mal tiempo serán obstáculo para que participen los atletas locales, quienes no compiten por el dinero o la fama; para ellos ser parte del evento, es de por sí la meta y la recompensa.

Orlando Martínez, de 60 años de edad, ha participado en esta maratón durante los últimos 15 años consecutivos. Él asegura que tiene dos motivaciones, la primera es su salud y la segunda es la energía que siente cuando está corriendo.

Por muchos años, Martínez padeció de catarros y de cansancio, según dice. Cuando comenzó a entrenar para su primera maratón, sus quejas de salud desaparecieron y encontró fuerza en su decisión de correr.

“Yo entreno descalzo subiendo montañas, hago ejercicios de respiración para ampliar la capacidad de los pulmones y como pasta y arroz para que me den energía”, dijo Martínez, quien a sus 60 años, está mejor de salud que cuando tenía 30, más fuerte y con mejor musculatura.

Su amiga Jackeline De León, de 33 años de edad, entrena con él desde hace seis años y comienzan juntos la maratón, pero Martínez siempre llega antes a la meta.

Durante la competencia del año pasado, Martínez comentó que no tuvo inconvenientes corriendo con la lluvia. A él no le molesta la lluvia o el frío. Sin embargo, De León, no disfrutó de la competencia lluviosa.

Este año entre los cerca de 20,000 competidores que se calcula que corran el domingo habrá también uno muy singular: el colombiano Henry Sánchez, quien participará descalzo y con un árbol a cuestas para difundir su cruzada ambientalista.

Esta cruzada la inició el 15 de junio de 2008 en Ushuaia, Argentina, y lo ha llevado con sus pies descalzos a Uruguay, Paraguay, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, Guatemala, El Salvador, México y EE.UU., a donde llegó el 18 de agosto de 2011.

“Sentí la responsabilidad de hacer este ‘ecomaratón’ Patagonia-Alaska para aumentar la conciencia en favor de nuestro entorno natural y buscar alternativas que reviertan el daño que nosotros le hemos ocasionado”, dijo este profesor universitario, bombero honorario y autor de cinco libros, entre ellos el Solucionario de Baldor.

Este año, por segundo año consecutivo se espera lluvia y frío durante la maratón. A las autoridades locales les preocupa la seguridad de todos los participantes por lo que la organización que dirige la Maratón de Los Ángeles instó a seguir las recomendaciones del Dr. Glenn Ault, director médico del evento y catedrático de la Escuela de Medicina Keck de USC.

Estas son: vista camisas deportivas hechas de una tela que repela el agua; use calcetines delgados que no sean de algodón; utilice un poncho de plástico mientras espera que inicie la carrera; utilice vaselina o algún lubricante en el cuerpo para reducir ampollas o problemas en la piel; no corra sobre las líneas pintadas en las calles, ya que puede deslizarse; y, considere correr con cachucha, chamarra y guantes. No utilice ninguna prenda de vestir de algodón.

“Si sigue estos consejos sencillos, tanto los atletas élite como los participantes aficionados pueden asegurar que tendrán la mejor experiencia posible sin importar cómo esté el clima”, dijo Ault.

Se espera el domingo la temperatura promedio sea de 54 grados Fahrenheit. La maratón inicia a las 7:24 a.m. en el Estadio de los Dodgers y termina frente a la playa en Santa Mónica.