Arrestan a dos enfermeros por matar decenas de pacientes

Los detenidos adujeron “razones humanitarias” para justificar su accionar

Montevideo, 18 de Marzo – Dos enfermeros uruguayos están detenidos como presuntos autores de decenas de muertes en Centros de Cuidados Intensivos (CTI) de dos hospitales de la capital uruguaya, confirmaron hoy fuentes policiales, que calculan en 60 los casos investigados.

“Aunque las investigaciones continúan, se estima que el número de muertos en condiciones dudosas podría llegar a 60”, afirmó a Efe una fuente policial, al anunciar que “el caso está generando gran conmoción a nivel de las autoridades”.

Tras conocerse la detención en las últimas horas de los dos supuestos asesinos, el Ministerio de Salud Pública informó en un comunicado que el ministro del área, Jorge Venegas, y su gabinete están reunidos desde esta mañana “en carácter urgente” para analizar la situación.

Las autoridades del ministerio “están colaborando con la investigación policial y judicial” y “se mantienen atentas a los resultados de las mismas”, agrega la nota.

Los detenidos, de 36 y 49 años y con larga trayectoria laboral, aparentemente no tenían relación entre sí y los casos quedaron al descubierto tras algunas muertes consideradas dudosas.

Los presuntos asesinatos se registraron en la unidad cardiológica del Hospital Maciel, dependiente del Estado, y en el CTI neuroquirúrgico de la Asociación Española Primera de Socorros Mutuos, una de las mutualistas más reputadas del país.

Tras una investigación de dos meses la policía reunió pruebas que incriminan a los enfermeros en la muerte de decenas de pacientes internados, según dijo el juez que lleva el caso, Rolando Vomero, a medios de prensa locales.

Al parecer, durante los interrogatorios policiales los detenidos adujeron “razones humanitarias” para justificar su accionar.

Una mujer, también enfermera y compañera de los anteriores, igualmente está detenida pero no tendría relación con los delitos.

Los tres detenidos vuelven a declarar esta jornada frente al juez Vomero.