Piden moderación a radioemisora de Los Ángeles

Acusan a los locutores de KFI-AM (640) de realizar ataques verbales contra inmigrantes indocumentados, afroamericanos y mujeres

Los Ángeles – Una resolución que pide a la polémica estación de radio KFI-AM (640) que sus locutores no usen, ni promuevan comentarios racistas ni sexistas se discute esta mañana en el Concejo de Los Ángeles.

Varios han sido los ataques verbales dirigidos desde los micrófonos de la radiodifusora angelina contra los inmigrantes indocumentados, los afroamericanos y las mujeres.

Uno de sus programas, “John y Ken Show”, fue sacado del aire hace un mes por referirse a la cantante negra Whitney Houston como una “crack ho” o prostituta por drogas, tres días después de su muerte.

No fue la última ofensa que se escuchó en cabina. El pasado 29 de febrero, en la víspera del Mes de la Historia de la Mujer, el locutor Rush Umbaugh calificó a Sandra Fluke, una estudiante de leyes de la Universidad Georgetown, como una “zorra” y una “prostituta”, por testificar en el Congreso del país a favor del acceso a la anticoncepción.

En el verano de 2011, el activista Jorge Mario Cabrera fue el blanco del programa “John y Ken Show”, quienes dieron su número de teléfono celular al aire y pidieron a sus radioescuchas que le hablaran para exigirle que dejara de prestar asistencia a los indocumentados.

Cabrera, quien es vocero de la Coalición Proderechos de los Inmigrantes (CHIRLA), recibió más de 400 llamadas. En una de éstas le dijeron: “Pila de basura… necesitas empacar tu [censurado] y volver de donde quiera que seas”.

Como reacción, se realizaron distintas protestas afuera de la estación de radio pidiendo el despido de los locutores John Kobylt y Ken Chiampou, titulares del programa, quienes sí fueron echados, pero por el comentario que hicieron acerca de Houston.

La resolución del Cabildo de Los Ángeles resalta que la falta de diversidad étnica en el personal de la radiodifusora podría ser una de la causa de tantos atropellos. Sólo hay una mujer entre las 15 personalidades de KFI-AM. No hay afroamericanos en sus cabinas, sala de redacción, equipo de producción, departamento de ingeniería, ni en su grupo de colaboradores.

“Cuando hay ausencia de afroamericanos y de otras minorías en un lugar de trabajo, es fácil ser insensible con lo que otros grupos consideran intolerante, lo cual, a la larga, fomenta un ambiente donde los comentarios negativos pueden pasar inadvertidos y donde las políticas y directrices de una empresa dejan de cumplirse”, expone el documento, presentado por la concejal afroamericana y candidata a la Alcaldía de Los Ángeles, Jan Perry.

La moción, que hoy se discute en el pleno del Concejo, es secundada por el edil de esa raza Bernard Parks.

Una resolución representa la postura del gobierno de Los Ángeles sobre asuntos donde éste no tiene jurisdicción o alcance, como leyes estatales o federales. Aunque se trata de un simple escrito, sí tiene peso por ser la opinión del segundo ayuntamiento más grande del país.

isaias.alvarado@laopinion.com