Choque deja a 7 sicarios muertos

Soldados abatieron a los delincuentes en el norte de México

MEXICO, D.F. (EFE).- Al menos siete presuntos sicarios fueron abatidos por soldados mexicanos tras repeler una agresión en Nuevo Laredo, una ciudad localizada en la frontera con Texas.

En un comunicado, la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) indicó que el pasado 18 de marzo, cuando se realizaba un reconocimiento terrestre sobre la carretera que comunica a Nuevo Laredo, en el estado de Tamaulipas, con Piedras Negras, en el de Coahuila, los militares fueron agredidos por varios individuos armados.

Fue entonces cuando los soldados repelieron la agresión y contestaron con disparos a los presuntos sicarios.

En el enfrentamiento fallecieron siete de los agresores y además fueron detenidos otros tres.

A los delincuentes se les logró decomisar 7 armas, 47 cargadores de distintos calibres, 973 cartuchos y dos vehículos.

En los últimos días las fuerzas federales han sostenido diversos enfrentamientos con delincuentes en los estados de Tamaulipas y Coahuila, fronterizos con Estados Unidos, y ha detenido a algunos jefes de los grupos criminales que operan en Nuevo Laredo.

El 14 de marzo pasado el Ejército mexicano anunció la captura de Carlos Alejandro Martínez Escobedo, alias “El Fabiruchis”, presunto jefe de la organización criminal de Los Zetas en Nuevo Laredo.

La semana pasada esa urbe sufrió violentos enfrentamientos entre grupos criminales y fuerzas federales desplegadas en la zona.