Breves de Los Ángeles y California

Breves de Los  Ángeles y California
Vicky Hennessy es la Sheriff Interina de San Francisco.
Foto: AP

El alcalde de San Francisco acusó ayer al Sheriff Ross Mirkarimi de mala conducta oficial a raíz de su declaración de culpabilidad en un caso de violencia doméstica que afectó a la esposa venezolana del policía.

El alcalde Ed Lee presentó el cargo un día después de anunciar que suspendería a Mirkarimi. Dijo que las acciones del Sheriff estaban “por debajo de los estándares de la decencia y la buena fe”.

Mirkarimi se declaró culpable de un delito menor de privación de la libertad por una disputa la noche de fin de año en la que su esposa terminó con un moretón en el brazo. En virtud de un acuerdo de culpabilidad, los fiscales acordaron descartar otros tres cargos por delitos menores, incluyendo violencia doméstica, poner niños en peligro y disuadir a un testigo.

Inmediatamente después de la sentencia del lunes, en la que ordenaron al jefe policial cumplir libertad condicional y someterse a terapia, Lee se reunió con Mirkarimi y le pidió que renunciara o de lo contrario enfrentará una investigación por mala conducta.

Mirkarimi, desafiante, se negó a dimitir. Dijo que sus acciones no constituyen mala conducta oficial.

“Yo quería y he asumido toda la responsabilidad”, dijo Mirkarimi a reporteros el martes. “En este momento, no tengo planes de renunciar”.

Ahora que se presentó el cargo de mala conducta, se prevé que la Comisión de Etica de la ciudad celebre una audiencia, después haga una recomendación a la Junta de Supervisores, compuesta por 11 miembros y la que en última instancia decidirá si despedirá a Mirkarimi.

La Sheriff interina Vicky Hennessy también fue juramentada ayer para servir en el puesto durante la suspensión.

El fiscal de distrito dijo que Mirkarimi, quien fue elegido en noviembre tras cumplir dos mandatos como supervisor de la ciudad, tendrá prohibido portar un arma hasta que un juez levante una orden que también le impide al alguacil ver a su esposa, la actriz venezolana Eliana López, sin permiso de la corte.

Una bala disparada por un desconocido penetró el vidrio trasero de un auto que circulaba por South Gate, e impactó en la cabeza a una adolescente que viajaba en el asiento posterior del auto.

De acuerdo a investigadores del Departamento del Sheriff de Los Ángeles, la joven de 15 años de edad, murió en las primeras horas de ayer a causa de la herida en la cabeza.

Los investigadores dijeron que el auto fue impactado por la bala a las 9:30 de la noche del martes, cuando circulaba por el área de South Gate. El nombre de la adolecente no fue dado a conocer.

De acuerdo al reporte, cuando ocurrió el incidente, el conductor se dirigió inmediatamente a un hospital, sin embargo se detuvo en Lynwood, donde recibió ayuda de los paramédicos, que trasladaron a la jóven al hospital, donde falleció horas más tarde.

Hasta el cierre de esta edición, las autoridades no habían hecho arresto alguno.

Dos hombres de California que tomaron unas vacaciones en un crucero gay por el Caribe fueron arrestados ayer en Dominica, donde las relaciones sexuales entre dos hombres son ilegales.

Los hombres fueron arrestados bajo sospecha de exposición indecente y sodomía, dijo el policía John George. Identificó a los hombres como John Robert Hart, de 41 años de edad, y Dennis Jay Mayer, de 43, pero no proporcionó sus lugares de origen.

Los dos fueron acusados posteriormente de exposición indecente. Podrían comparecer ante un juez hoy por la mañana. Si son hallados culpables, podrían recibir una multa de 370 dólares cada uno y enfrentar hasta seis meses de cárcel.

George dijo que alguien en el muelle vio a los hombres teniendo relaciones sexuales en el crucero Celebrity Summit.

El barco, con unos 2.000 pasajeros, salió de Puerto Rico el sábado y llegó a Dominica el miércoles. Partió sin los dos hombres rumbo a St. Barts.

El crucero fue organizado por Atlantis Events, una compañía del sur de California que se especializa en viajes para homosexuales.

El presidente de la empresa, Rich Campbell, quien se encuentra a bordo del crucero, dijo previamente en una entrevista telefónica que él creía que los dos hombres serían liberados. No respondió de inmediato a las solicitudes de comentarios después de que ambos fueron acusados.

La presencia de cruceros gay en el Caribe ha irritado a varias islas conservadoras como Jamaica y Granada, donde las leyes contra la sodomía se aplican con un fuerte respaldo de los grupos religiosos.