Se suelta el Tri

Tri Sub-23 rompe la tensión a un día de su duelo ante Trinidad y Tobago en el Preolímpico de la Concacaf

Se suelta el Tri
El guardameta de Gallos, Liborio Sánchez (d), será clave en el partido ante Trinidad y Tobago, mañana, en el Home Depot Center.
Foto: Archivo / EFE

La selección mexicana Sub-23 de futbol rompió la tensión que envuelve al equipo de cara a su debut de mañana ante Trinidad y Tobago en el Torneo Preolímpico de la Concacaf.

Los últimos 15 minutos del entrenamiento de ayer, efectuado en una de las canchas alternas del Home Depot Center de Carson, los jugadores aztecas expusieron el buen humor que existe dentro del equipo.

Risas, bromas, algarabía, es lo que los miembros del Tricolor mostraron mientras practicaban tiros libres al arco.

“¡Ni con la mano la metes!,” exclamó en tono de broma Liborio Sánchez, arquero de la selección, a un jugador que desde lejos intentaba vulnerar su portería.

¡Porterazo… porterazo!, le gritaban sus compañeros al cancerbero del Querétaro.

“Hay que tomarlo con alegría, no podemos pensar solamente en ‘chin…’ tenemos que clasificar a la Olimpiada”, dijo Sánchez.

“El cotorneo y las bromas son parte del ambiente del grupo, pero cuando hay que tomar en serio las cosas lo hacemos con gran responsabilidad”, agregó Liborio.

Al terminar la práctica, jugadores y cuerpo técnico se reunieron en la mitad de la cancha para posar como grupo ante las cámaras.

La camaradería era evidente y el rostro de todos los integrantes reflejaba tranquilidad.

Al salir de la cancha, los miembros de la selección mexicana mostraron gran disposición para atender a algunos aficionados que lograron burlar el férreo sistema de seguridad implementado alrededor del terreno de juego.

Uno de los que se mostró más atento con los seguidores del Tri fue el técnico José Manuel de la Torre, quien regaló autógrafos y sonrisas a los aficionados.

“Hay que tomar todo esto como una experiencia positiva, como algo bueno, como algo alegre” apuntó David Cabrera.

Mientras el buen ambiente reinaba en el seno del Tricolor, Liborio Sánchez no pudo evitar una reflexión respecto a su futuro dentro del conjunto azteca.

El arquero está consciente de que si México clasifica a los Juegos Olímpicos de Londres 2012 no tiene un lugar asegurado en el equipo ya que es posible que su puesto sea ocupado por un elemento de más experiencia y trayectoria internacional.

El reglamento olímpico permite a cada selección incluir en su nómina a tres jugadores que superen la edad de los 23 años, y la portería se perfila como uno de los puestos a reforzar.

Guillermo Ochoa y José de Jesús Corona son nombres que se manejan para cubrir la cabaña del Tri si llega a Londres.

“Sé perfectamente que debo hacer muy bien mi trabajo, éste es un buen escaparate, una buena vitrina para que me vean, y hay que tomarlo así, hay que hacer bien nuestra labor y, primero Dios, las cosas van a salir bien”, apuntó.

Néstor Araujo trabajó ayer por separado del resto del grupo aumentando especulaciones de que se encuntra lesionado de un tobillo.

“¿Un tobillo?, ¿quien les dijo eso?… ustedes, la prensa, ya me lesionaron y yo estoy perfectamente bien”, dijo el defensa central.

El zaguero que pertenece a Cruz Azul descartó que el duelo ante los caribeños vaya a ser fácil.

“Ustedes pueden pensar de esa manera, que el partido será fácil, pero la verdad es que esperamos un duelo complicado”, comentó Araujo.