Un millón de firmas contra el asesino de Trayvon

Familiares del joven y miembros de la sociedad civil piden que el guardia que mató a Martin sea enjuiciado.

Un millón de firmas contra el asesino de Trayvon
Vince Taylor participa con otros ciudadanos en una protesta por el asesinato del joven de 17 años Trayvon Martin.
Foto: EFE / BRIAN BLANCO

Miami (EFE).- Los padres del adolescente negro de 17 años que murió por el disparo de un vigilante voluntario en una urbanización privada de Florida, pese a que el joven estaba desarmado, han recogido ya mas de un millón de firmas para que se enjuicie al guardia que disparó.

La petición de firmas impulsada por Tracy Martin y Sybrina Fulton, padres de Trayvon Martin, a través de Change.org registraba hoy un ritmo de unas mil nuevas firmas por minuto, según los responsables de esa web, para llegar a superar los 1.26 millones de apoyos.

Los padres de Martin critican en su petición de firmas que George Zimmerman “no haya sido acusado del asesinato” de su hijo, pese a que él mismo “admitió a la policía que disparó en el pecho a Trayvon”.

Cuando Zimmerman, de 28 años, informó a la policía de la presencia de un sospechoso en la zona, le dijeron que se retirara y “no se enfrentará a él”, cosa que el vigilante ignoró, según recuerda la petición de los padres.

“Todos nosotros sabemos lo que pasó- que nuestro hijo de 17 años, que estaba completamente desarmado, fue disparado y muerto”, agregan los padres.

En su escrito, también critican a la policía de la localidad de Sanford, en las afuera de Orlando (Florida), donde se produjo el suceso el 26 de febrero pasado, por no haber arrestado a Zimmerman.

Este hombre, de origen hispano, dijo a la policía haber disparado a Martin en defensa propia, después de llamar a la líneas de emergencias policiales (911).

En la conversación con la policía, Zimmerman informó que un “negro caminaba con algo en las manos y actuaba de manera sospechosa”. Pese a que el operador le dijo que se retirara, el vigilante se encaró con Martin y, tras un enfrentamiento, le disparó un tiro en el pecho que le causó la muerte.

Zimmerman no fue arrestado porque se acogió a la polémica ley de defensa propia promulgada en 2005 en Florida, denominada “Stand Your Ground”, que permite recurrir a “medidas de fuerza letales” para defenderse ante una amenaza.

El caso ha tomado un tinte racial y ha generado la indignación de la comunidad negra estadounidense, que ha llevado a cabo diversas manifestaciones en distintas ciudades del país.

Se espera que la más numerosa tenga lugar esta noche, a partir de las 19.30 hora local en Sanford, donde las autoridades locales esperan a hasta 20.000 personas.

Por el momento, la Comisión del Ayuntamiento de Sanford, al norte de Orlando, ha retirado su confianza en el jefe de la policía de la ciudad, Bill Lee Jr., aunque no tiene autoridad para despedirle.

Mientras, el Departamento de Justicia de Estados Unidos y un gran jurado de Florida han anunciado que investigarán, por separado, la muerte del adolescente, al tiempo que el administrador de Sanford, Norton Bonaparte, ha convocado hoy una conferencia de prensa para ofrecer más explicaciones sobre el proceder de las autoridades.

La petición de los padres insta al fiscal Norman Wolfinger a que investigue la muerte de su hijo y presente cargos contra Zimmerman por la muerte del menor.

“Trayvon era nuestro héroe. A los 9 años sacó a su padre de una cocina que ardía y salvó su vida. Amaba los deportes y salir a cabalgar. Ahora todo eso se ha ido”, dicen los padres.