‘Relaciones’ con polémica

Una novela de Telemundo desata polémica sobre amoríos de adultos con menores
‘Relaciones’ con polémica

NUEVA YORK.- Miranda Cruz, una maestra hispana de 27 años, que enseña en una secundaria bilingüe en Miami, está teniendo una relación amorosa -y sexual-, con uno de sus estudiantes: Mauricio Blanco, de tan sólo 17.

El idilio, visto por muchos como inmoral, prohibido y escandaloso, no sólo le costaría el trabajo a la educadora, sino que podría enviarla a prisión hasta por 20 años. Y es que en la mayoría de los estados de Estados Unidos, incluyendo Florida, tener relaciones sexuales con un menor de edad es un acto ilegal.

Pero la maestra Cruz no tiene nada de qué preocuparse. El delito que está cometiendo forma parte de la trama de una telenovela y no de la vida real.

La producción dramática Relaciones peligrosas, de la cadena Telemundo, está dando mucho de qué hablar -y debatir- debido a que su historia toca temas que, si bien en los países latinoamericanos no serían tan escandalosos, son tabú y prohibidos para la sociedad estadounidense, como el romance entre un adulto y un adolescente.

“En otros países quizás esto no se ve como un escándalo, pero aquí en Estados Unidos es escandaloso y no es aceptable de ninguna manera porque se trata de un menor de edad”, dice Antonio C. Martínez, miembro del Colegio de Abogados de Nueva York, Nueva Jersey y Washington DC.

Lo cierto es que si el caso fuera de la vida real, la educadora ya estuviera tras las rejas y su cara formaría parte de las portadas de los periódicos locales. Tener relaciones íntimas con un niño o adolescente es un delito catalogado como violación de un menor (statutory rape laws), que en algunos estados lleva condenas de un año de prisión hasta cadena perpetua.

Aunque, como en el caso de Relaciones peligrosas, no se presente un abuso o agresión sexual como tal, sino que por el contrario el menor consienta la relación sexual, sigue siendo considerado un crimen por las leyes estadounidenses bajo la premisa de que “hasta que una persona llega a cierta edad, es legalmente incapaz de consentir el acto sexual”.

La edad de consentimiento varía según la ley de cada estado, con la mayoría de ellos -incluyendo a Nueva Jersey y Connecticut-, fijándola en 16 años de edad. En otras entidades oscila entre 14 y 18 (ver mapa abajo).

“En Nueva York la edad de consentimiento es de 17 años, según el artículo 130 de la Ley Penal del estado. Al cumplir 17 años, un joven puede determinar por él mismo si quiere tener relaciones sexuales. Pero ella, siendo su maestra está cometiendo otro tipo de violación. Una maestra no debe tener relaciones con sus alumnos porque se cruza a la parte íntima y eso provoca muchos conflictos”, aclara el doctor Martínez.

“Si hay supuestamente un amor hay que esperar. En ese caso, que él ya tiene la edad, tendría que esperar que no sea más su estudiante o su alumno; es decir, que la relación maestra estudiante en la escuela ya no esté en vigencia”, acota el experto en leyes.

La pena para este tipo de crimen varía también de acuerdo con cada estado y a la edad del ofensor. Mientras más años tenga el adulto, mayor será su condena en prisión. En Nueva York, por ejemplo, la pena máxima es de 25 años de cárcel si la persona que abusó del menor tiene 21 años o más.

En el caso de la maestra Cruz, por ser ella mayor de 24 años y su amante de 17, iría a prisión por 15 años o más según las leyes del estado de Florida.

Y como en muchas ocasiones la fantasía puede hacerse realidad, muchos padres y educadores han manifestado su preocupación por el mensaje que esta telenovela puede dejar en jóvenes y niños. Sin embargo, los productores y actores de la controversial serie le han salido al paso a las críticas diciendo que sólo están reflejando problemas que vive la sociedad actual.

“A los padres les doy dos consejos: deben hacer tiempo para ir a la escuela y conocer a los maestros de sus hijos y saber cómo es la relación entre ellos. Además deben educar a sus hijos sobre temas de la reproducción humana, porque nuestro mayor enemigo es la ignorancia”, indica Martínez.

Según reportes de prensa, en lo que va del 2012, se han registrado 15 arrestos de maestros y asistentes del Departamento de Educación en Nueva York por diferentes tipos de crímenes, siendo los más escandalosos los abusos sexuales a menores por haber tocado indebidamente a un estudiante o por haberle hecho comentarios obscenos.

En Los Ángeles, en los últimos meses, también se ha detenido o amonestado a varios maestros y asistentes que han tocado indebidamente a los alumnos o que han tenido alguna relación indebida con ellos.

El último caso ocurrido en Nueva York fue el de Esran Boothe, un profesor de 49 años, de la secundaria Academia de Ciencias y Medio Ambiente de Brooklyn, que fue arrestado el pasado martes bajo cargos de haber tocado indebidamente a una estudiante de 16 años.