Se organizan empleados de dispensarios

Trabajadores de la industria de la marihuana buscan beneficios
Se organizan empleados de dispensarios
Rick Icaza, presidente del Local 770 de la UFCW dijo que los empleados de dispensarios se unieron a su sindicato.
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

Empleados de al menos 14 dispensarios de marihuana en Los Ángeles se unieron al Sindicato de Trabajadores de Alimentos y Comercio (UFCW) Local 770 en lo que consideraron un esfuerzo por estabilizar una industria que ha sido blanco de ataques del gobierno municipal y federal.

Al hacer el anuncio oficial este jueves, Rick Icaza, presidente del UFCW, dijo que se trata del primer paso para integrar a los aproximadamente 200 dispensarios de marihuana que están certificados por la ciudad, lo que representaría una membresía de al menos tres mil trabajadores.

“Estos dispensarios realizan operaciones legítimas y los trabajadores merecen ser bien representados”, dijo Icaza.

Para el líder sindical se trata del primer paso para “profesionalizar y estabilizar” este nuevo sector de la industria de la salud.

“La sindicalización y las negociaciones colectivas traen mejor entrenamiento, menor retroceso y más estabilidad a la industria del cuidado de la salud”, mencionó.

“Nosotros tenemos muy buena relación con el Concejo Municipal”, aseguró Icaza. “Creo que podremos convencer a la gente que se ha opuesto a la operación de los dispensarios”.

La UFCW es considerada una poderosa arma de respaldo para los políticos que pretenden escalar posiciones.

El mismo procurador de la ciudad, Carmen Trutanich, quien ha luchado por la prohibición de dispensarios, recibió el mes pasado el respaldo de la UFCW Local 770 en su candidatura para ser el fiscal de distrito.

Icaza informó que para integrar a los trabajadores de dispensarios de Los Ángeles se formó la división de cannabis medicinal de la UFCW.

Actualmente el Local 770 de la UFCW representa a unos 35 mil trabajadores de supermercados, farmacias y clínicas de salud en el condado de Los Ángeles.

Eyrn Taylor, asistente de oficina del dispensario Venice Beach Care Center, dijo que al unirse al sindicato esperan tener más protección laboral.

“Mis compañeros y yo nos hemos unido a la UFCW Local 770 porque queremos protección y preservar buenos trabajos, además de los beneficios de salud asequibles que los dispensarios de marihuana medicinal pueden ofrecer”, agregó Alex James Roger, empleado de ese mismo dispensario en Venice Beach.

En San Francisco, California, y Denver, Colorado, ya existen sindicatos de empleados de dispensarios de marihuana, afiliados a la UFCW.