Inspección a la planta nuclear de San Onofre

Tratan de evitar escasez de energía eléctrica durante el próximo verano

La agencia que opera todo el sistema energético de California se reunió el jueves para determinar la forma en que se gestionará el suministro eléctrico cuando lleguen las altas temperaturas de verano y la red tenga dos reactores nucleares menos en la planta nuclear de San Onofre.

Los investigadores de la planta intentan determinar porqué la tubería de aleación en los grandes generadores a vapor de la planta nuclear se está desgastando a un ritmo alarmante. La Unidad 3 fue clausurada después de la pérdida de agua radioactiva ocurrida en enero y la Unidad 2 está fuera de servicio por tareas de mantenimiento.

No hay una fecha establecida para reanudar las operaciones de los reactores.

El Sistema Operador Independiente de California (ISO, en inglés), que opera el sistema energético del estado, desea evitar la escasez y los cortes eléctricos en caso de que las plantas no reanuden sus operaciones en el verano.

A comienzos de este mes se envió a un equipo de investigadores federales a esta localidad junto al mar para trabajar en la Unidad 3. Si bien es normal que con el tiempo ocurra un desgaste gradual en los tubos de los generadores a vapor, nadie sabe porqué tantos tubos de última tecnología se deterioran tan rápidamente en equipos relativamente nuevos.

Hay dos reactores y cada uno tiene casi 20,000 tubos en los generadores de vapor.

El sistema de tubos es uno de los obstáculos más importantes de la planta para evitar que escape radiación. Si un tubo se vence por la presión, existe la posibilidad de que la radioactividad del sistema que bombea agua a través del reactor, pueda escapar hacia la atmósfera y contaminar así una buena parte del sur de California, donde habitan al menos 10 millones de personas,