Marcharon por la educación en Texas

Manifestantes de todo el estado llegaron hasta el Capitolio de Austin para protestar contra los recortes al presupuesto educativo.
Marcharon por la educación en Texas
En Austin, capital de Texas, una concurrida manifestación se expresó en defensa de la educación en el estado.
Foto: Gustavo Rangel / RUMBO

AUSTIN, TX – Maestros, estudiantes, padres, superintendentes, funcionarios y activistas marcharon por la calle Congress de Austin, la capital de Texas, hasta llegar a los escalones del Capitolio estatal para manifestarse en contra de los recortes presupuestales que la Legislatura realizó en la pasada sesión al sistema educativo. También quisieron mandar el claro mensaje de que no están dispuestos a soportar que se “siga sacrificando la educación de los estudiantes texanos”.

Cientos de personas llegaron al cruce de las calles 12th y Trinity para luego dirigirse al Capitolio y en cada paso criticaron las decisiones de los funcionarios que votaron a favor de los recortes a la educación pública, pidieron un cambio y contaron las historias de cómo los recortes han impactado a sus respectivas comunidades.

“Miles de maestros se han quedado sin trabajo, nos han cerrado varias escuelas y las clases ahora tienen demasiados estudiantes porque no tenemos suficientes maestros. Es más, nuestra escuela ya ni siquiera tiene presupuesto para tener de tiempo completo a los trabajadores de limpieza, es ridículo”, dijo Celia Fuentes, voluntaria de una escuela primaria en San Antonio.

Uno de los funcionarios más criticados por los manifestantes fue el gobernador Rick Perry, a quien culparon en gran parte de los recortes al presupuesto base del sistema escolar del estado y por haber permitido que se clausuraran programas que otorgaban subvenciones y fondos que beneficiaban a familias de bajos recursos.

“Cientos de distritos por todo el estado han tenido que acabar con sus programas de prekínder y han dejado de ofrecer programas después del día escolar y esto ha afectado gravemente a familias de bajos recursos que dependen de estos programas para poder trabajar. Pero a los políticos no les importa esto”, comentó John Folks, que fue nombrado superintendente del año en el 2011 por su trabajo en el Northside Independent School District de San Antonio.

“Ya basta. Estos políticos necesitan dejar de atacar a la gente que tiene desventajas económicas y sociales, necesitan dejar de atacar a nuestros maestros y ya basta de estos exámenes estatales destructivos”, agregó Folks.

La manifestación se organizó a pesar de que la Legislatura está en el periodo entre sesiones pero el propósito principal por la que se hizo a estas alturas es porque los organizadores buscan que su inconformidad se refleje en las próximas elecciones.

“El cambio tiene que comenzar hoy, no podemos esperar hasta enero. Con nuestros votos tenemos que decirles a estos funcionarios que no vamos a permitir que sigan destruyendo la educación de nuestros hijos”, dijo Allen Weeks, de la organización Voices and Youth, que participó en el trabajo de organizar la manifestación.

Con los recortes que se hicieron 12,000 maestros tuvieron que ser despedidos. Por ejemplo, el Dallas Independent School District tuvo que cerrar nueve escuelas primarias, dos secundarias y se agregaron 45 minutos al día escolar, pero los maestros no recibieron un aumento de salario por el tiempo extra que están trabajando y todos los distritos estarán teniendo que lidiar con los efectos de los recortes hasta 2013, así que no deja de existir la posibilidad de que más maestros tengan que ser despedidos.

“Se nos piden resultados en los exámenes estatales pero nos quitan recursos y maestros”, dijo Folks.

“Los políticos nos han puesto en una situación comprometedora y el futuro de nuestros estudiantes está en grave peligro porque por primera vez en 60 años nuestros funcionarios estatales no pudieron asignar los fondos necesarios para la educación, es tiempo de que paguen por ser tan ineptos”, explicó Folks.