Breves de Los Ángeles y California

Breves de Los  Ángeles y California
El candidato republicano Mitt Romney de campaña ayer en San Diego.
Foto: AP

Las autoridades dijeron que un muchacho de 17 años murió a causa de un disparo cerca de una secundaria de Whittier, y que se continuaba con la búsqueda de sospechosos.

Lillian Peck, agente de la oficina del Sheriff del Condado Los Ángeles, dijo que el muchacho recibió un disparo ayer en la acera frente a la Frontier High School, que fue clausurada varias horas junto con una escuela para adultos y otros edificios escolares de la zona.

Peck no pudo determinar si las personas involucradas en el tiroteo tenían alguna conexión con la escuela, pero las autoridades del distrito dijeron en un comunicado que la víctima no era un estudiante de la preparatoria.

Peck dijo que la víctima fue declarada muerta en el hospital. Ayer no se había revelado su nombre.

Peck dijo que no se había hecho ningún arresto.

La policía de West Covina dijo que dos hombres en indumentaria estilo ninja robaron a un hombre que repartía marihuana con fines medicinales, pero no se pudo determinar todavía cuánto dinero o marihuana se llevaron.

El teniente de la policía Alan Henley dijo al San Gabriel Valley Tribune que la víctima acababa de hacer una entrega a un paciente en South Sunset Avenue y que se encontraba dirigiéndose a su automóvil cuando los dos hombres le hicieron frente y lo persiguieron con bastones.

El ataque tuvo lugar la noche del viernes.

Henley también dijo que la víctima, un hombre entre 40 y 50 años, se asustó y dejó caer una bolsa con marihuana y dinero, que los atacantes se llevaron.

El teniente dijo que no ha recibido denuncias sobre otros robos con indumentaria de ninja.

Mitt Romney anunció con bombos y platillos haber conseguido el respaldo de los republicanos conservadores, y así espera terminar de asegurarse la nominación como candidato presidencial del Partido Republicano.

Romney anunció ayer el apoyo del senador Mike Lee de Utah, defensor inicial del Tea Party que le ganó el cargo a un republicano que mantenía su banca desde hace mucho tiempo. El candidato presidencial que se ha posicionado como el favorito en la campaña del Partido Republicano también obtuvo el apoyo del congresista de California Kevin McCarthy, el tercer congresista republicano de mayor poder, y de Al Cárdenas, director de la Unión Conservadora de EEUU.

El respaldo es una contribución al creciente repertorio de republicanos acérrimos y líderes conservadores que urgen al partido a unirse detrás de Romney para que el Partido Republicano pueda comenzar a concentrarse en las elecciones generales.

Por otra parte, Romney también criticó al presidente Barack Obama por decirles a los líderes rusos que tendría más “flexibilidad” para trabajar en la defensa antimisiles después de las elecciones de noviembre.

Romney se encontraba haciendo campaña en California.