Mayoría en EEUU apoya trabajo legal para campesinos extranjeros

El plan incluiría indocumentados que se encuentran ya en el país, pero sin concederles residencia legal permanente.
Mayoría en EEUU apoya trabajo legal para campesinos extranjeros
Campesinos en Alabama.
Foto: AP

San Diego (Notimex).- Un 70 por ciento de estadunidenses consultados apoya un programa que permita a campesinos extranjeros venir a trabajar legal y temporalmente, reveló una encuesta nacional de la Asociación de Agroindustriales del Oeste estadunidense.

El plan incluiría a los campesinos indocumentados que se encuentran en Estados Unidos, pero sin concederles residencia legal permanente en el país.

De acuerdo al presidente de la asociación que representa a todos los estados del oeste, Tom Nassif, la propuesta de permitir a campesinos venir a trabajar legalmente es aceptada tanto por demócratas e independientes, que tradicionalmente son más accesibles en temas de migración, como republicanos e incluso electores del conservador Partido del Te.

La encuesta cuyos detalles se darán a conocer este miércoles también descarta que los campesinos que ingresen legalmente al país pudieran quitar empleo a ciudadanos.

“Está claro que los electores estadunidenses no aceptan la retórica que dice que la reforma migratoria debe castigas a los trabajadores esforzados y a los negocios agrícolas que necesitan de esos trabajadores”, dijo Nassif.

“De hecho, los estadundienses saben que el trabajo agrícola está y seguirá en manos de extranjeros, y aceptan esa realidad”, agregó.

Declaró que según la encuesta, encargada a la consultora Tarrance, el 85 por ciento de los encuestados estaría de acuerdo en otrorgar a los campesinos extranjeros permisos para trabajar temporal y legalmente en el país pero mantener un mecanismo para saber dónde se encuentran esos trabajadores.

Según el plan que la asociación presentó a encuestados, los campesinos indocumentados que ya se encuentran en el país participarían al igual que los que están en el extranjero en un programa de trabajadores huéspedes pero sin legalizar su estancia en el país.

El plan dice que los agroindustriales retendrían a los trabajadores impuestos de seguro médico y del seguro Social para devolvérselos cuando los campesinos regresen a sus países.