Redada desmantela una operación de tráfico humano en Houston

El Departamento de Inmigración y Aduanas (ICE) informó que fueron arrestadas 36 personas durante la redada
Redada desmantela una operación de tráfico humano en Houston
Autoridades de Inmigración y policías locales participaron en una redada en una casa, donde se detuvo a un presunto traficante de indocumentados y en total a 36 inmigrantes.
Foto: Gustavo Rangel / RUMBO

Vecinos de un barrio en el sureste de Houston se quedaron sorprendidos cuando miraron que patrullas de la policía rodearon una casa el martes por la mañana. Allí, los agentes descubrieron a 36 inmigrantes indocumentados que fueron retenidos en esa casa, en condiciones de hacinamiento, por una persona que apenas había comenzado a rentar la pequeña propiedad hace un par de meses.

La tranquilidad del barrio se rompió a eso de las 10 de la mañana, contaron algunos testigos que miraron el momento en que comenzó la redada. Algunos ya sospechaban algo raro pero no se imaginaban que se trataba de una casa para esconder inmigrantes indocumentados y donde, según fuentes de la policía, había una operación elaborada de tráfico humano que por lo menos llevaba un mes y medio.

“Llevo 32 años viviendo en este vecindario y nunca había pasado algo así, pero en esa casa lleva poco viviendo la persona que la estaba rentando y no lo miraba muy seguido. Lo que sí, miraba a gente diferente, pero pensé que quizás eran amistades del muchacho”, dijo Carlos Rosales, vecino.

El Departamento de Inmigración y Aduanas (ICE) informó que fueron arrestadas 36 personas: 30 eran adultos y seis adolescentes, 29 de ellos eran hombres y siete mujeres y todos originarios de Guatemala y Honduras.

Vecinos que viven cerca de la casa, localizada en el 7816 de la calle Brumbley, contaron a RUMBO que recientemente habían notado que en la vivienda donde estaban retenidos los inmigrantes, personas estuvieron construyendo con hojas de madera un cuarto improvisado y que aunque no miraban gente salir a la calle sí escuchaban a personas en el patio de la casa incluyendo en ocasiones a niños.

“Yo sí llegue a mirar mujeres con niños y eso sí a muchos hombres, pero a veces pasaban días y no miraba a nadie así que nunca hice el intento de hacer amistad con alguien de esa casa”, contó Sonia Rodríguez.

Luego de que los inmigrantes fueron procesados por autoridades de Inmigración, los hombres fueron subidos a un autobús y todas las mujeres a una camioneta de pasajeros. Poco después la policía salió con el que supuestamente era el coyote de la operación. Al preguntarle cuánto cobraba por cada inmigrante el sospechoso no dijo mucho y solamente se rió.

Fuentes que estuvieron dentro de la casa dijeron que las condiciones de la vivienda eran deplorables y que todos los detenidos estaban esperando que familiares pagaran la cuota que exigía el coyote para liberarlos.