Sergio Pérez: Otro orgullo de México

El automovilista obtuvo el segundo puesto en el Gran Premio de Malasia
Sergio Pérez: Otro orgullo de México
Pérez, de la escudería Sauber, momentos en que recibió el trofeo correspondiente al segundo puesto del circuito de Sepang.
Foto: EFE

GUADALAJARA, México.- Luego de su histórico segundo puesto obtenido en el Gran Premio de Malasia, Sergio Pérez -apodado como “Checo”- arribó el 27 de marzo a su ciudad natal de Guadalajara.

Con una enorme sonrisa en el rostro y aún con las huellas de una emoción sin límites, el piloto de la escudería Sauber cruzó la puerta de llegadas internacionales del aeropuerto tapatío, donde ya lo aguardaba un numeroso grupo de medios de comunicación.

El piloto jalisciense de 22 años de edad sólo leyó un pequeño mensaje.

“Estoy muy agradecido con la vida, y con Dios”, expresó en sus primeras palabras.

A su salida de la terminal, el famoso “Checo” se encontró con su madre, Marilú; así como con su padre Antonio y sus hermanos Antonio y Paola.

Pérez descansará unos días antes de volver a Asia para el Gran Premio de China, a correrse en Shanghai en las tres semanas próximas.

En su escala por Berna, Suiza, Pérez reconoció que se siente algo decepcionado luego de quedar segundo, al considerar que le faltó poco para llevarse el triunfo.

“Al principio yo estaba un poco decepcionado porque pensé que tal vez podría haber ganado, aunque nadie sabe lo que al final hubiera pasado si me las había arreglado para atacar a Fernando [Alonso] y si yo hubiera llegado por él o no”, comentó Pérez

El “Checo” agradeció los mensajes de felicitación tras lograr colocar al país entre los primeros lugares de una cita de Fórmula Uno, lo cual no sucedía desde hace ya varias décadas, cuando Pedro Rodríguez se llevó el segundo lugar en el GP de Holanda en 1971.

“He visto un gran número de mensajes de felicitación y es absolutamente genial recibir tantos, sobre todo que muchos son de mi país de origen”, dijo.

En la carrera histórica para México, Pérez no sólo aprovechó una gran estrategia del equipo Sauber, sino que también manejó como los grandes peleando de tú a tú a Fernando Alonso.

Lewis Hamilton terminó en el tercer puesto para completar el podio.

Cerca del final, “Checo” Pérez tenía la opción de pasar a Alonso, pero por el radio una voz le dijo a Pérez que necesitaban los puntos, que tomara las cosas con calma, lo que pudo distraer al tapatío.

La carrera fue de locura desde el inicio, pues la lluvia provocó que se detuviera cerca de una hora, sin embargo, el mexicano ya había hecho el trabajo para colocarse tercero.

En la arrancada, con llantas intermedias, Pérez se puso séptimo tras largar noveno, pero el equipo lo llamó de inmediato para poner las llantas de lluvia extrema, apostando $la precipitación se haría más intensa. La apuesta pagó y Sergio subió al tercer sitio.

Tras el reinicio, Hamilton fue el primero en ingresar a pits, y “Checo” se colocó segundo, desde donde comenzó a realizar un carrerón, imponiendo vuelta rápida tras vuelta rápida, y recortando el tiempo a Fernando Alonso.

Cuando Pérez tenía menos de segundo y medio de desventaja, Alonso ingresó a colocar las slicks, y “Checo” se mantuvo en pista como el líder de la prueba.

Sergio ingresó en el siguiente giro a colocar las gomas de seco, cuando salió lo hizo a poco más de 7 segundos de desventaja con el español.

Sin embargo, “Checo” no bajó el ritmo y con las gomas lisas pudo también recortar, y se puso a menos de un segundo, llenándole los espejos y atacándolo para buscar la victoria.

Pero a 5 vueltas del final, Sergio pisó un borde húmedo y perdió el auto, saliéndose de la pista y poniendo a temblar al equipo que instantes antes le pidió tranquilidad.

Este podio le entregó 18 puntos por el segundo sitio a Pérez, quien llegó a 22 y está quinto en el Campeonato del Mundo, luego del octavo lugar que consiguió en el GP de Australia.

Sergio apenas corrió su evento número 19 en el Mundial de Fórmula Uno, entregando el octavo podio para México en la historia de la F1, los otros siete fueron también de Pedro Rodríguez.

Sergio ya superó por mucho lo hecho el año pasado, donde logró 14 puntos y finalizó en el puesto 16.

El tapatío le dedicó la victoria a su perrita “Frida” que falleció días atrás, así como a su familia y a Carlos Slim, director de la Escudería Telmex.