Republicanos satirizan proyecto en favor de los migrantes

Genera rechazo de grupos y congresistas defensores de los inmigrantes.
Republicanos satirizan proyecto en favor de los migrantes
Lamar Smith presidente del comité judicial.
Foto: AP

Washington, 28 Mar – Legisladores republicanos satirizaron hoy las mejoras a las condiciones de los indocumentados detenidos en Estados Unidos, lo cual generó el rechazo de grupos y congresistas defensores de los inmigrantes.

El presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Lamar Smith, dijo en una audiencia que las nuevas normas, anunciadas en febrero pasado por el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), “parecen más una guía de hospitalidad para inmigrantes ilegales”.

Señaló que la audiencia se tituló “Holiday on ICE”, en alusión a un espectáculo de patinaje sobre hielo, ya que la dependencia “decidió mejorar el alojamiento para los inmigrantes indocumentados detenidos”.

El presidente del subcomité sobre Políticas de Inmigración de la cámara baja, el republicano Elton Gallegly, sostuvo que nadie está en contra de un trato humano para los detenidos, pero que el ICE está poniendo los intereses de los indocumentados sobre los de los contribuyentes.

“La instrumentación total de las nuevas normas probablemente será extremadamente costosa”, anticipó el legislador, quien añadió que las reformas en el ICE “son parte de un extenso esfuerzo de relaciones públicas enfocado en activistas pro-amnistía” migratoria.

Sin embargo, la legisladora demócrata de mayor rango en el Comité Judicial, Zoe Lofgren, dijo estar “muy decepcionada” por el título de la audiencia, ya que no es una broma para los migrantes detenidos que murieron por falta de atención médica o que sufrieron abusos.

“Sé que mis colegas en la oposición no coinciden conmigo sobre cómo arreglar el disfuncional sistema migratorio”, pero “al menos podríamos coincidir en que los inmigrantes son personas que merecen respeto por virtud de nuestra común humanidad”, abundó.

“Ellos no merecen ser violados, torturados, ya sea por abuso físico o mental o por una flagrante negligencia médica. (Las inmigrantes detenidas) no merecen ser encadenadas cuando dan a luz”, puntualizó Lofgren.

El director asistente sobre Políticas de Detención del ICE, Kevin Landy, señaló en la audiencia que el número de migrantes detenidos subió de 7,500 en 1995 a 33 mil en 2011, lo cual representa desafíos para asegurar su seguridad y proteger a las comunidades locales.

“Las reformas han producido cambios concretos. El ICE ha mejorado la atención médica, las condiciones carcelarias, la supervisión del sistema de detención de inmigración y la reducción sustancial de las transferencias”, aseveró.

En una conferencia de prensa auspiciada previamente por la organización pro-inmigrante America’s Voice, la inmigrante hondureña Claudia Leiva Deras, madre de tres hijos, denunció que sufrió abuso sexual en prisión y que las autoridades le negaron atención médica.

“Estoy hablando ahora porque sé que hay muchas mujeres que sufren abuso mientras están en custodia del ICE. Quiero asegurar que esto nunca ocurra a otra mujer”, manifestó.

El director de la organización pro-inmigrante American Immigration Council, Benjamin Johnson, afirmó que las leyes hay que aplicarlas, pero que la gran mayoría de migrantes en proceso de deportación son personas que vinieron al país por una mejor vida para ellos y sus familias.

“El castigo por violar nuestras leyes de inmigración es la deportación, y no hay razón o justificación de obligarlos también a soportar duras y muy a menudo inhumanas condiciones mientras esperan la deportación”, sostuvo Johnson.