Tigres más feroces que nunca

El bate de Fielder da más poder a Detroit, que viene por más este año
Tigres más feroces que nunca
Fiel a su costumbre, Fielder sacó jonrón ayer en juego ante Bravos.
Foto: AP

ESPECIAL

Cuando Prince Fielder estaba a punto de ser presentado como nuevo jugador de los Tigres de Detroit en el Comerica Park, vio su teléfono timbrar con un mensaje de texto.

Quien escribía era Miguel Cabrera, diciéndole que estaba “impaciente” para que comenzara la temporada.

Pues la temporada está por empezar y todos están pendientes al imponente combo 3-4 que el venezolano Cabrera y Fielder conformarán en el orden ofensivo de un equipo que viene de conquistar su primer título de división en casi un cuarto de siglo.

Detroit ganó el banderín de la División Central por 15 juegos de diferencia y al final sucumbió ante los Rangers de Texas en la serie de campeonato de la Liga Americana.

Todo parecía transitar con absoluta normalidad durante el receso de invierno, con pocas novedades en cuanto a refuerzos por parte de los Tigres.

Lo más llamativo había sido la adquisición del trotamundo dominicano Octavio Dotel para el bullpen.

Y la realidad es que para el gerente Dave Dombrowski y el manager Jim Leyland no había mucho que hacer.

Hasta que el bateador designado -y ocasional receptor- Víctor Martínez se lesionó la rodilla haciendo ejercicios. El venezolano quedó prácticamente descartado para 2012, dejándoles sin el acompañante de Cabrera en el orden al bate.

Esto desencadenó un inesperado plan de acción. En menos de una semana, los Tigres causaron conmoción al anunciar la contratación de Fielder por 214 millones de dólares y nueve años, más la correspondiente suite de lujo en un hotel para los juegos de visitante.

El detalle está en que Fielder (27 años) juega la primera base, la misma posición de Cabrera (cumple 29 el mes próximo). Se trata de un par de jugadores que se encuentran en el punto de apogeo de sus carreras.

Cabrera fue el campeón de bateo de la Liga Americana con .344 de promedio con 30 jonrones y 105 remolcadas. La tirita de Fielder, procedente de Milwaukee, anduvo en la misma frecuencia: .299, 38 jonrones y 120 impulsadas.

Los Tigres decidieron que Fielder será el primera base titular y optaron por pasar a Cabrera a la antesala.

Algunos creen que se trata de un cambio temerario, al advertir que Cabrera no ha jugado en la esquina caliente desde 2008, su primer año al servicio de los Tigres.