Se escucha su voz Whitney Houston canta en película póstuma

En agosto se estrenará Sparkle, el filme póstumo protagonizado por Whitney Houston
Se escucha su voz Whitney Houston canta en película póstuma
Jordin Sparks y Whitney Houston en una escena de 'Sparkle'.
Foto: AP / Sony

La difunta estrella de la música Whitney Houston reaparecerá en la gran pantalla el 17 de agosto en Sparkle, una película con la que la artista esperaba relanzar su carrera cinematográfica encarnando a una madre frustrada y de la que esta semana se conoció su avance.

El vídeo, el que Houston también canta, fue adelantado por la cadena NBC y posteriormente se distribuyó a través de Internet.

Sparkle es un remake de un filme homónimo de 1976 que trata sobre los problemas que acarrea el éxito, entre ellos las drogas, a un grupo musical formado por tres hermanas.

En la nueva versión, Houston interpreta a la madre de las protagonistas, una mujer cuya carrera musical se truncó en su juventud pero aún demuestra su talento en la iglesia.

La artista entona en Sparkle los temas His Eye Is on the Sparrow y Celebrate.

La película iba a servir para relanzar la carrera cinematográfica de Whitney Houston, cuyo último papel en un largometraje fue en 1996 con The Preacher’s Wife, apenas cuatro años después de alcanzar fama mundial con The Bodyguard y su tema I Will Always Love You.

La cantante falleció el pasado 11 de febrero en Beverly Hills, por un ahogamiento accidental en la bañera de su habitación de hotel después de haber consumido cocaína y otras sustancias.

Durante sus últimos años de vida, Houston había tratado de recuperar su estrellato con álbumes como I Look To You (2009), su primer disco de estudio desde 2002, con el que intentaba dejar atrás a un período de silencio marcado por los abusos y polémicas.

En 2009 la cantante confesó públicamente su tormento personal en el programa de la popular presentadora de televisión Oprah Winfrey donde afirmó estar recuperada de sus adicciones a la marihuana y a la cocaína, aunque admitió sentir la tentación de volver a consumir.

La drogadicción de Houston se asoció con su complicado matrimonio con el también cantante Bobby Brown, con quien se casó en 1992, en el momento cumbre de su carrera, tuvo una hija, Bobbi Kristina, y de quien se divorció en 2007.