Más violencia en Bahrein

Vuelven los desórdenes tras ratificación de carrera de la F1
Más violencia en Bahrein
Manifestantes participan en el funeral de un activista.
Foto: AP

MANAMA, Bahrein (AP).- La violencia estalló ayer en Bahrein entre la policía y manifestantes, horas después de que el líder de la Fórmula Uno Bernie Ecclestone declaró que la nación del Golfo Pérsico era segura para ser sede de un Gran Premio la próxima semana.

Todos los 12 equipos de la F1 dijeron a Ecclestone que les gustaría viajar al pequeño reino árabe a pesar de la actual inestabilidad política y de que no se han establecido medidas adicionales de seguridad.

“No está sucediendo nada [en Bahrein]”, dijo Ecclestone en Shanghai durante los preparativos para el Gran Premio de China. “Conozco a gente que vive allá y está muy tranquilo y en paz”, agregó.

Pero ocurrieron enfrentamientos después del funeral del activista Ahmed Ismail, quien según las autoridades murió a fines del mes pasado en una balacera durante una manifestación de protesta, aunque aún no está claro quién realizó tales disparos.

“No F1, no F1 … Ellos mataron a mi hijo a sangre fría”, decía su madre Makyia Ahmed entre sollozos, quien señaló que su hijo fue trabajador voluntario en carreras previas de la Fórmula Uno.

Algunos manifestantes lanzaron bombas incendiarias mientras entonaban consignas contra el gobierno, y la policía antimotines disparó gas lacrimógeno para dispersar a las multitudes.

Varias personas resultaron heridas por disparos de perdigones durante las manifestaciones en esta ciudad.

Los organizadores de la carrera cancelaron la edición del año pasado después de una insurrección de la mayoría chiíta del país, la cual está buscando una mayor presencia política en la nación, ante la cual el gobierno sunita respondió con duras medidas de fuerza de seguridad.