Pobres pagan más impuestos que los ricos

Estudio revela que el promedio de la contribución es de un mayor porcentaje
Pobres pagan más impuestos que los ricos
Una cocina improvisada ofrece tortas para personas de escasos recursos como parte de un esfuerzo comunitario de ayuda.
Foto: Archivo

SACRAMENTO.- Las familias de más bajos ingresos de California pagan más impuestos en relación con lo que ganan mientras que el 1% de los más ricos del estado son los que menos pagan contribuciones al fisco, revela un estudio de California Budget Project, la organización no lucrativa especializada en presupuesto estatal.

California Budget Project con sede en Sacramento establece en su análisis ¿Quién paga impuestos en California? que el ingreso promedio de las familias de bajos ingresos es de 12,600 dólares, de los cuales gastan el 10.2% en pagar impuestos estatales y locales.

En cambio, el 1% más rico del estado con un ingreso promedio de 2.3 millones de dólares al año gasta 7.4% en impuestos estatales y locales.

Además casi dos mil familias con ingresos de más de 200 mil dólares o más no pagan impuestos personales por ingresos.

“Los resultados de este estudio no son nada sorprendentes, lo malo es que aun cuando los pobres pagan más impuestos en relación con lo que ganan los ricos, se les destinan menos recursos en escuelas, medio ambiente y a todos los programas que los afectan”, dijo el asambleísta demócrata de Los Ángeles, Ricardo Lara, líder también de la bancada latina en la legislatura de California.

La revelación de que los pobres pagan en impuestos en proporción de lo que ganan comparado con los ricos viene en momentos en que el gobernador Jerry Brown propone una iniciativa para la boleta electoral de noviembre que busca aumentar por siete años impuestos a los que ganan por arriba de los 250 mil dólares con la finalidad de tener más dinero para la educación y balancear el presupuesto.

Al mismo tiempo hay un descontento nacional en contra de los ricos, las grandes corporaciones y los políticos. Es por eso que los últimos sondeos para detectar el apoyo a la medida de Brown han dado un respaldo de más del 60% de los votantes.

“Estamos orgullosos de pagar nuestra parte pero es tiempo de que el 1% pague lo que le corresponde, también para que podamos crear buenos empleos y hacer nuestras comunidades fuertes”, dijo Ron Colbert de la Alianza de los Californianos por el Empoderamiento de la Comunidad.

Otros hallazgos encontrados por el análisis de California Budget Project a pocos días de que se venza la fecha límite para declarar los impuestos el 15 de abril, indican que en las pasadas tres décadas, el costo de financiar los servicios estatales ha pasado de las contribuciones fiscales de las corporaciones a los impuestos por ingresos personales.

El Departamento de Finanzas estima que los ingresos por impuestos personales proporcionarán en este ciclo fiscal 62.1% de todos los ingresos del Fondo General del Estado contra 37.7% más que en 1981-82.

Por otra parte, California pierde 1,000 millones al año en impuestos no pagados por las ventas de productos comprados a compañías y negocios en línea que son de fuera del estado.

El estudio encontró que California es un estado moderado en materia de cobro de impuestos. Destaca en el lugar número 15 entre los 50 estados con respecto a los impuestos personales.

Por otra parte, el gobernador Jerry Brown dijo ayer en una entrevista de radio con KGO 810 que muy probablemente el déficit estatal estimado en enero de 9,200 millones de dólares será superior.

Incluso pidió a la legislatura, en especial a los demócratas, que se han resistido a hacer recortes al gasto en los últimos tres meses que deben ser responsables y maduros y hacer los ajustes y conseguir el aumento a los impuestos.

El líder de los legisladores latinos, Lara, hizo ver que sí son muy responsables y tienen los pantalones bien puestos, pero si se va a pedir el voto a la gente pobre para que pague más impuestos debe pararse de hacerse recortes a las escuelas.

El líder de los republicanos en el Senado, Bob Huff de Diamond Bar, dijo que comparten la frustración del gobernador por la falta de acción de los demócratas.

“Todo lo que han hecho desde que presentó su plan presupuestario en enero es rechazar sus propuestas para frenar el gasto. Nosotros también hemos propuesto miles de dólares en soluciones, pero hemos sido ignorados por los demócratas”, indicó.

“Es tiempo de que el liderazgo demócrata se dé cuenta de que su falta de acción tiene consecuencias y necesitamos encontrar soluciones hoy no hasta dentro de meses”, subrayó.