Un buen seguro para el mal conductor

Un vehículo menos lujoso te permitirá reducir el monto de cobertura extendida.
Un vehículo menos lujoso te permitirá reducir el monto de cobertura extendida.
Foto: Foto: Suministrada

Si en meses recientes has recibido unas cuántas multas de tránsito, o te viste involucrado en un accidente pequeño o dos, o en verdad eres un conductor negligente y descuidado, y tu historial de manejo está “manchado”, tu compañía aseguradora tiene el derecho de negarse a venderte una póliza. He aquí cómo podrías solucionar esa situación:

1. BUSCA EMPRESAS ESPECIALIZADAS – Existen empresas que se especializan en ofrecer cobertura a conductores de alto riesgo, incluso a aquellos convictos de manejar bajo la influencia del alcohol (DUI) o de acumular multas por exceso de velocidad, pero prepárate a pagar primas sustancialmente más elevadas que las que pagarías a una aseguradora tradicional. Aunque las opciones de cobertura probablemente no serán muy atractivas, al menos tendrás tu vehículo asegurado.

2. HAZLE FRENTE AL PROBLEMA – “Limpiar” tu expediente de manejo es algo que tomará tiempo y sacrificio, pero que debe empezar con una “mejoría de comportamiento” de tu parte para que esas cuotas altas bajen:

Usa siempre el cinturón de seguridad y la velocidad límite.

Pon atención especial a las zonas escolares y de construcción, donde cometer una infracción es sinónimo de multas más elevadas y de castigos más severos.

Si respetas las leyes de tránsito reducirás la posibilidad de recibir una multa más que empeore tu récord de conducción.

Cambia tu automóvil por un modelo más viejo-un vehículo menos pomposo te permitirá reducir el monto del seguro de colisión o de cobertura extendida (comprehensive), y eso se traducirá en más ahorros en tu póliza.

3. MEJORA TU HISTORIAL DE CRÉDITO – Si en la carretera eres un conductor de alto riesgo, al momento de venderte una póliza muchas aseguradoras ahora están revisando también cómo “manejas” tus finanzas personales. Tu historial de crédito es un factor que influye en otras áreas de tu vida, incluyendo lo que pagas por el seguro de tu auto y qué tipo de cobertura recibes.

Expertos aseguran que los conductores que tienen un puntaje de crédito bajo, usualmente presentan un mayor número de reclamaciones contra las compañías de seguro. Por lo que las aseguradoras consideran a la gente con mal crédito como un conductor de alto riesgo, aunque jamás se haya visto involucrado en un accidente o recibido una multa.