Europa acuerda dar datos de viajeros a EE.UU.

Intercambiarán información sobre los pasajeros
Sigue a La Opinión en Facebook
Europa acuerda dar datos de viajeros a EE.UU.
Este acuerdo obliga a las aerolíneas europeas que vuelan con origen, destino o hacen escala en Estados Unidos a transmitir todos los datos sobre el pasaje.
Foto: Archivo

Estrasburgo – El Parlamento Europeo (PE) aprobó hoy el acuerdo entre la UE y Estados Unidos sobre la transferencia de datos de los pasajeros aéreos, que se inscribe en la lucha antiterrorista transatlántica.

Este acuerdo obliga a las aerolíneas europeas que vuelan con origen, destino o hacen escala en Estados Unidos a transmitir todos los datos sobre el pasaje, desde el nombre hasta los de la tarjeta de crédito, entre otros que el pasajero ofrece al comprar el billete.

La división de los socialistas europeos (S&D) ha aumentado la incertidumbre hasta el final sobre si se conseguiría la luz verde de la Eurocámara. En contra del texto han votado liberales (ALDE), Verdes (Greens/ALE) y la Izquierda Unitaria (GUE/NGL).

El acuerdo ha conseguido finalmente 409 votos a favor, 226 en contra y 33 abstenciones.

El PE ha rechazado además por una amplia mayoría una propuesta de resolución de Izquierda Unitaria que proponía enviar el acuerdo al Tribunal de Justicia de la Unión europea (UE) para que se pronuncie sobre la compatibilidad del mismo antes de darle el visto bueno.

La primera versión del “Passenger Name Record” (PNR), como se llama el convenio en inglés, está en vigor en su versión anterior desde 2007 y ahora ha sido renegociado por Bruselas y Washington.

El nuevo texto incluye garantías para convertir en “anónimos” los datos transmitidos a partir de los seis meses mediante un método de codificación.

La Comisión de Interior, Justicia y Libertades Civiles del PE dio su visto bueno a finales de marzo pese a que la eurodiputada encargada de redactar el informe sobre el mismo, la liberal holandesa Sophie In’t Veld, lo consideraba “desproporcionado”.

In’t Veld considera extralimitado que los ciudadanos europeos remitan por defecto a través de las aerolíneas sus datos privados al Departamento de Seguridad Nacional estadounidense.

Los liberales, como el resto de fuerzas de Izquierda en el PE, consideran que el tiempo de retención de los datos, hasta 15 años para los delitos de terrorismo, es excesivo, y denuncian igualmente que los resultados que se consiguen por la transmisión de esa información personal son irrisorios al compararlos con la merma del derecho de privacidad que supone.

El texto negociado con EE. UU. prevé que si el departamento de Seguridad Nacional norteamericano necesita con urgencia datos de un pasaje por considerar que un terrorista puede estar a punto de atentar, se les dé permiso para entrar en la base de datos de la compañía aérea para obtener mediante el llamado método del “pull” toda la información que necesite.

El acuerdo PNR fue una de las primeras acciones llevadas a cabo por Estados Unidos y la Comisión Europea en la cooperación mutua antiterrorista tras los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Los Veintisiete negocian un acuerdo intraeuropeo de las mismas características así como otro con Canadá y Australia.