Juntas escolares podrán manejar casos de abuso

Se les facultaría para resolver cargos de profesores acusados

SACRAMENTO.- Las juntas escolares locales tendrán la autoridad de despedir a maestros acusados de delitos violentos, sexuales o drogas en los que se vean involucrados menores de edad. Esto bajo la iniciativa que fue aprobada por el comité legislativo del Senado, luego de una insólita cantidad de casos de problemas en los que se han visto involucrados maestros de diferentes niveles.

La iniciativa SB1530, del senador Alex Padilla, responde al caso del maestro del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles, acusado de vendar a sus estudiantes y darles a probar su propio semen.

Padilla, demócrata de Los Ángeles, ganó la aprobación del Comité de Educación del Senado, a pesar de la oposición de los sindicatos de maestros.

Esta iniciativa permitiría a las juntas escolares despedir a maestros, en lugar de dejar la decisión a los tres miembros de la comisión disciplinaria.

“Esta iniciativa le da facultades a los miembros electos de la Junta Escolar, para actuar de manera decidida sin violentar los derechos de los maestros”, dijo Padilla. Agregó que actualmente los despidos pueden llevar hasta cinco años y frecuentemente terminan en renuncias, en lugar de despidos, dado que el proceso es muy largo.

Esta iniciativa levantaría la actual prohibición de considerar las evidencias de los delitos cometidos hasta cuatro años previos, pero sólo en los casos de conducta lasciva involucrando sexo, drogas o delitos violentos. Los cargos disciplinarios podrían ser revisados por un juez de leyes administrativas, quien podría hacer recomendaciones a la Junta Escolar para que esta tome la decisión final.

Esta iniciativa fue desarrollada luego del caso de Mark Brendt, quien está acusado de conducta lasciva con sus estudiantes. La fiscalía asegura que Brendt hizo que unos estudiantes de Miramonte Elementary jugaran un extraño juego en el que tenían que probar diferentes sabores, para lo cual vendó a algunos de ellos y les dio a comer galletas mezcladas con su semen. Esto lo hizo entre el 2005 y el 2008.