Rodados al cuadro…

Rodados al cuadro…
Los Medias Rojas celebran hoy los 100 años de existencia del Fenway Park de Boston, el último gran templo del beisbol.
Foto: AP

Los Medias Rojas de Boston conmemoran 100 años de historia en el Fenway Park con una gran ceremonia a partir de las 3 de la tarde, (tiempo del Este), antes del juego de hoy por la noche contra los Yanquis de Nueva York. Los Medias Rojas jugaron contra el mismo equipo (en ese entonces el New York Highlanders) el 20 de abril de 1912. Ambos equipos vestirán los uniformes de aquella época en una ceremonia que se anticipa llena de música, color y leyendas de un siglo de beisbol.

Unas dos docenas de manifestantes se reunieron ayer a las afueras del estadio de los Marlins para expresar su molestia con el mánager Ozzie Guillén.

La manifestación se produjo antes del partido contra los Cachorros. Muchos de los manifestantes ondeaban banderas de Cuba, levantaban pancartas y utilizaban un megáfono para criticar al venezolano.

Guillén habría dicho que amaba a Fidel Castro pero luego se disculpó.

Bronson Arroyo lanzó ocho buenas entradas y los Rojos de Cincinnati empalmaron tres cuadrangulares para vencer ayer por 6-3 a los Cardenales y evitar la barrida en serie de tres.

Brandon Phillips, Ryan Ludwick y Drew Stubbs conectaron de vuelta completa por los Rojos que castigaron a Adam Wainwright (0-3), el as de los Cardenales en 2010 que se perdió toda la temporada de 2011 por una cirugía en el codo.

Jason Hammel recetó diez ponches y el cerrador Jim Johnson retiró por la vía de strikes a Alex Ríos con las bases llenas para que los Orioles derrotaran ayer 5-3 a los Medias Blancas.

Adam Jones sacudió su quinto de la campaña para Baltimore. El batazo de dos carreras en el quinto fue su primero este año con un compañero en circulación.

Hammel (2-0), supo sortear atolladores al inicio y empató su récord personal de ponches en un juego, lográndolo en seis innings.