Zimmerman saldrá libre bajo fianza

Libertad tras pago de 150 mil dólares al acusado de matar a Trayvon Martin
Zimmerman saldrá libre bajo fianza
A pesar del descontento de muchos, un juez otorgó libertad bajo fianza a George Zimmerman, pero no dio fecha para su salida.
Foto: EFE

SANFORD, Florida (AP).- El vigía vecinal George Zimmerman puede obtener la libertad mediante una fianza de 150 mil dólares, mientras espera el juicio por la muerte de un joven negro y desarmado, determinó ayer por la mañana un juez, durante una audiencia en que el acusado se disculpó con los padres de Trayvon Martin por su deceso.

El juez de circuito Kenneth Lester fijó varias condiciones para la liberación de Zimmerman, y advirtió que esta no ocurriría el día de ayer. Sin embargo, no precisó cuándo podría obtener la libertad el vigilante vecinal.

El abogado de Zimmerman, Mark O’Mara, quiere también que se permita a su cliente residir en otro estado, por las amenazas que ha recibido. A fin de que las autoridades conozcan el paradero del acusado, este podría usar un brazalete electrónico, consideró la defensa.

Vestido con un traje negro, camisa blanca y corbata gris, pero encadenado y al parecer con un chaleco blindado debajo de las ropas, Zimmerman subió al estrado de los testigos para pronunciar una breve declaración a los padres de Martin, quienes se encontraba en el tribunal.

“Quería decirles que lamento la pérdida de su hijo. No sabía cuántos años tenía. Pensé que era apenas un poco más joven que yo. No sabía si estaba armado o no”, dijo Zimmerman, en sus primeros comentarios públicos sobre lo ocurrido.

El juez dijo que realizaría otra audiencia para determinar si Zimmerman puede salir del estado, en caso de que los detalles de esa posibilidad no sean acordados con las autoridades.

Zimmerman no podrá portar armas, beber alcohol, consumir drogas ilegales ni estar fuera de casa entre las 7:00 de la noche y las 6:00 de la mañana. El acusado entregó su pasaporte al comienzo de la audiencia.

Los padres y la esposa de Zimmerman, de 28 años, brindaron testimonio telefónicamente en la audiencia en el centro de justicia penal del condado de Seminole en la Florida diciendo que no representaba riesgo de fuga ni una amenaza para la comunidad.

“No es en absoluto una persona violenta”, aseguró su esposa, Shellie Zimmerman.

El padre del acusado, Robert Zimmerman, dijo que aun cuando alguien enfrenta a su hijo este tiende a “dar la otra mejilla”. El padre también describió lo que dijo eran las lesiones de su hijo el 27 de febrero, la mañana siguiente a la muerte de Martin.

“Tenía la cara bastante hinchada. Tenía una cubierta protectora sobre la nariz. Tenía el labio hinchado y cortado. Y dos rasguños verticales en la nuca”, atestiguó el padre.

La madre del acusado, Gladys, dijo que su hijo era “muy protector” de gente vulnerable como los desamparados y los niños. Agregó que participó en un programa de mentores para niños en Orlando, y dijo que los niños a los que él orientaba eran afroamericanos al igual que Martin.

Pero el fiscal adjunto Bernardo de la Rionda preguntó a los familiares sobre dos incidentes. En el 2005, George Zimmerman tuvo que asistir a cursos para el control de la ira después que un policía de civil lo acusó de atacarlo cuando intentó arrestar a un amigo de Zimmerman. En otro incidente, una novia acusó a Zimmerman de haberla atacado. No se presentaron cargos.

Los expertos legales dicen que los factores que favorecieron a que el acusado recibiera libertad condicional antes del juicio incluyen sus vínculos con la comunidad y que no parece representar riesgo de fuga puesto que se presentó voluntariamente cuando se le acusó de asesinato en segundo grado la semana pasada.