Insiste en el acuerdo comercial

El mandatario aseguró que miles de mexicanos están regresando al país, debido a su prosperidad económica
Insiste en el acuerdo comercial
El presidente de México, Felipe Calderón, pronuncia un discurso en un foro empresarial en la Cámara de Comercio de Washington DC.
Foto: EFE

WASHINGTON, D.C.- La impaciencia del gobierno de México, con su par estadounidense, ya se empieza a sentir. Hace casi seis meses, el país mostró su interés en unirse al Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica (TPP), pero aún no hay resultados, mientras el presidente Felipe Calderón, continúa insistiendo.

Aunque sólo le quedan algunos meses en su mandato, el líder mexicano no se ha rendido. Su intención parece ser llevarse consigo un paso más, en la ampliación comercial de México. Sin embargo, Washington no se ve tan receptivo en este punto.

“En este tiempo difícil en la economía mundial, se necesita más comercio y no menos […] Es por eso que México está empujando mucho para ser parte de TPP”, dijo el presidente mexicano en un discurso realizado ayer en la Cámara de Comercio de Estados Unidos (USCC).

En noviembre pasado, tanto México, como Canadá y Japón declararon su interés por ingresar a las negociaciones del TPP. Un acuerdo entre Estados Unidos, Australia, Brunei Darussalam, Chile, Malasia, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam. La idea es profundizar el comercio entre los países integrantes, compatibilizando regulaciones.

Se espera que el acuerdo esté finalizado para inicios de 2013. La duodécima ronda de negociaciones se realiza, Texas.

“La economía está en buena forma […] nuestro déficit total es un 2.5% de nuestro producto interno bruto […] la inflación es una de las más bajas de América Latina, un 3.5%”, aseguró Calderón.

El presidente mexicano utilizó las cifras presentadas por un reciente reporte del Centro Hispano Pew, para respaldar su argumento. El estudio mostró que Estados Unidos cuenta con más de 12 millones de mexicanos, es decir un 29% de toda la población extranjera del país.

Entre 2005 y 2010 un total de 1.4 millones personas emigraron del país, mientras el mismo número retornó a México, casi el doble de lo experimentado entre 1995 y 2000.

El presidente recalcó que estos números se deben a varios factores, “porque estamos creando oportunidades de empleo, de formación y educación desde México, servicios de salud para toda la nación y menos restricciones, mejoras en la aplicación de la ley en México”, recalcó.

“Muchas de estas personas están considerando regresar. Hay un cambio en las oportunidades que ahora existen en su país. Pueden ustedes ver cómo en estos años hemos observado año tras año, cómo la tasa neta de migración se ha ido reduciendo y ahora es cero en términos netos”.

Calderón destacó además, que su país tiene pactos comerciales con más de 44 países. Por su parte, Tom Donahue, presidente de USCC, destacó que la relación con México sostiene 5 millones de empleos en el país.

Pero mientras el presidente mexicano describía la situación de su país, afuera el grupo Mexicanos Sin Fronteras tenía una sola petición: “que Calderón ya no regrese a México y se quede en Estados Unidos”.

“Él es el responsable del desastre en nuestra nación, de los millones de personas viviendo en la pobreza y los más de 50 mil muertos por la guerra contra el narcotráfico. Viene acá a recibir premios y a entregarlos a las manos de quienes han sido sus cómplices”, aseguró Ricardo Juárez, coordinar de Mexicanos Sin Fronteras.

En la agenda de Calderón ayer figuró una visita al presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, a quien le entregó el Águila Azteca, máximo galardón del gobierno mexicano. También recibió el premio Teddy Roosevelt otorgado por la Fundación del Caucus Conservacionista Internacional (ICCF), debido a sus esfuerzos en la conservación del medioambiente.

Hoy el mandatario viajará a Houston, donde se reunirá con la comunidad mexico-americana, legisladores, políticos y empresarios.

?>