Zurita, concejal eje de compleja disputa

Criticada supuestamente por sus raíces y conflictos de interés en Compton
Zurita, concejal eje de compleja disputa
Janna Zurita, al centro, es la concejal del distrito 1 y es la persona que asume las responsabilidades del alcalde cuando este se ausenta de su cargo.
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

Última parte de la serie

Los múltiples conflictos raciales, políticos y sociales que se viven en Compton se personifican en Janna Zurita, la concejal que representa el distrito 1.

Zurita, quien sustituye al alcalde Eric Perrodin cuando este se ausenta, es el eje de varias pugnas. Su identidad étnica -es afroameriana, pero alega que sus antepasados son hispanos- está bajo escrutinio. Ella misma ha entrado en contradicciones sobre sus raíces tras ser el foco de una demanda contra la ciudad que procuró darle a los latinos la oportunidad de elegir al concejal de su preferencia y darles mayor representación a ese grupo. Los latinos representan el 65% de la población versus el 33% de los afroamericanos, según datos del Censo 2010.

La demanda contra Zurita se presentó en diciembre del 2010 por parte de las votantes de Compton, Felícitas Gómez y Flora Ruiz. Los representantes legales de los demandantes sostuvieron que Zurita e Yvonne Arceneaux, otra concejal (distrito 3) en disputa que alega también tener raíces latinas, no son hispanas como sostienen.

Tras la radicación de la misma, Zurita reclamó por medio de una disposición ser latina, porque su abuela paterna era oriunda de España, pero luego se contradijo al decir, “No creo que hay razas puras”.

También atribuyó sus “raíces latinas” a la razón de que fue elegida para representar el distrito 1, una comunidad predominantemente latina.

Sus detractores no solo cuestionan su etnia sino que también la acusan de varios conflictos de interés. Por tal razón, comenzaron una campaña de recogido de firmas para destituirla y señalan que el secretario del Estado está investigando las presuntas violaciones.

La residente Lynn Boone y Joyce Kelly encabezan el movimiento llamado ‘Retirar a Janna Zurita’. Ambas sostienen que la concejal incurre en varias violaciones a la ley.

Primero, afirman que Zurita no cumple con el requisito de vivir en el distrito 1, el mismo que representa. Ella reclama que vive en la cuadra 600 de la calle W. Arbutus.

Sin embargo, Boone y Kelly sostienen que esa es la dirección de su madre y que cada noche ella regresa a la residencia que habita, ubicada en la cuadra 1500 de la avenida S. Northwood, que corresponde al distrito 3.

De acuerdo al registro público de la ciudad, la residencia ubicada en Northwood aparece registrada bajo el nombre de Zurita. “Tengo amigas que viven en Northwood, y otra gente la ha seguido a su casa, y ahí es dónde se va cada noche. Yo he pasado por la calle y he visto su coche estacionado ahí”, sostuvo Boone, quien corrió por el distrito 1 el año pasado contra Zurita y perdió.

Segundo, sus críticos sostienen que trabajar para Meals on Wheels, programa que sirve comida a los ancianos y que recibe fondos federales aprobados por la ciudad, es una crasa violación a la ley.

Sus acusaciones han sido rebatidas por el fiscal de Compton, Craig Cornwell, quien ha indicado que ese hecho “no es un conflicto de interés porque Zurita asumió su asiento distrital después de la votación para proveer fondos al programa”. Zurita tuvo su lugar en el Concejo Municipal en julio pasado.

“Tomamos un paso hacia la destitución porque nos han dicho que no necesitamos un recall. La van a quitar”, dijo Boone, rechazando señalar la persona que le dio la información.

“Creo que ella tiene algún tipo de consciencia sobre esto, pero todavía siente que no la pueden tocar”, asegura.

Zurita reconoce que todas las críticas hacia ella le ” están poniendo un poco irritada”.

Reclama que su apellido, que suena latino, viene de su abuela paterna que era española, pero que también es mitad afroamericana. Ha dicho que su padre quedó huérfano y fue criado por una familia afroamericana en Watts.

Señala, además, que su madre, Delores Zurita, quien sirivió como concejala para el mismo distrito 1 desde 1995 hasta el 2003, es de Mobile, Alabama, y afroamericana.”Entonces mi herencia es muy diversa”, indicó.

Respondió con un “no sé”, cuándo se le preguntó cuán latina se sentía y cuán adentrada está en los temas de interés para los latinos.

Dijo que celebra el Día de César Chávez y el Cinco de Mayo, conmemoración de la Batalla de Puebla, pero no mostró mayor conocimiento sobre los mismos. Ni como los latinos en EEUU conmemoran dichas fechas. “Definitivamente yo lo celebró [el Cinco de Mayo]; es cuando mi hija cumple años”, expresó. “Ella es mi prioridad. Es mi hobby. Hacemos todo juntas -vamos a arcades [salas de juego], de compras, al cine, caminando, leemos…”.

Zurita, quien es madre soltera, asegura que su gran amor son los niños y que por eso decidió abrir un centro de cuidado de niños que operó en su residencia hasta que su hija cumplió los 2 años.

Luego de eso, inició labores Meals On Wheels, situación que está en disputa. Su madre Delores fue directora de la organización por 43 años, al mismo tiempo que fue concejal. La misma situación en la que Janna se encuentra actualmente.

“No puedes votar para dar fondos a un programa del cual recibes beneficios”, declaró Boone, quien encabeza la campaña para su destitución.

Charles Davis, administrador municipal de la ciudad desde 1973 hasta 2003, y que conoce a Zurita desde que ella asistía a la preparatoria Compton, y trabajaba para su restaurante CJ’s Pub and Pizza en el centro de la ciudad, dijo que ha manejado elecciones en la ciudad por 30 años y que “nunca he visto un grupo tan adolorido y resentido como este”, dijo sobre el grupo que quiere destituir a Zurita.

“Zurita llegó en un momento muy malo. No hay ingresos, no tenemos un Concejo Municipal unificado. Está haciendo lo mejor que puede con los recursos y con todo el ruido de la gente que perdió contra ella”, dijo refiriéndose a Boone, quien planea lanzarse para alcaldesa en 2013.