En este fin de semana hay patrullaje ‘distinto’

'Se respira un aire diferente al del 29 de abril del año 1992'
En este fin de semana hay patrullaje ‘distinto’
Pie de foto
Foto: credito de foto

Ni el Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD), ni el Departamento del Sheriff del Condado (LASD), desplegarán más agentes este fin de semana, cuando se conmemora el 20 aniversario de los disturbios en esta ciudad.

Algunos funcionarios públicos, por su parte, resaltan que se respira un aire distinto al del 29 de abril de 1992, fecha en que miles de personas protestaron violentamente en el Sur de Los Ángeles por la absolución de los cuatro agentes del LAPD que golpearon al conductor afroamericano Rodney King.

Han aprendido la lección, subrayaron, y no han querido siquiera pedir a quienes participen en los eventos de conmemoración que se conduzcan pacíficamente, como sí lo hizo el jueves la familia de Trayvon Martin, el adolescente negro baleado por un vigilante vecinal en Florida, y el activista de derechos civiles Al Sharpton.

“Habrá una cantidad de agentes del Sheriff patrullando durante el fin de semana, pero tendrá un tono distinto”, resaltó el jefe del LASD, Lee Baca.

“Entendimos claramente que el episodio con Rodney King no sólo fue un escándalo desafortunado y un profundo impacto en las vidas de las personas que pudieron ver esa golpiza. Por tanto, las fuerzas del orden entendieron que un incidente puede afectar a una comunidad”, continuó.

Para la Policía angelina no sólo será un período de vigilancia con elementos “suficientes”, sino la oportunidad de cerrar uno de sus capítulos más oscuros. La tarde del domingo representantes de esa corporación participarán en un evento comunitario en la esquina de las avenidas Florence y Normandie, que hace 20 años se convirtió en el centro neurálgico de las revueltas.

“Vamos a asistir para recordar los 20 años de los disturbios y para solidarizarnos con distintos grupos”, explicó Rosario Herrera, portavoz del LAPD.

El alcalde Antonio Villaraigosa, en tanto, se unirá a oficiales electos y líderes religiosos en una marcha y una vigilia por los sucesos de 1992. En ambas actividades, organizadas por la iniciativa SAIGU (que en coreano significa 29 de abril), se espera la presencia de unas cinco mil personas.

“Entendemos muy bien que ahora Los Ángeles es una ciudad donde trabajamos mucho mejor con la comunidad”, manifestó el funcionario sobre el aniversario de los disturbios.

En la década de 1990, recalcó Villaraigosa, el municipio estaba dividido por clases, idiomas y razas, y tenía un departamento de policía con una relación fracturada con los residentes, especialmente con las minorías. “Ahora es muy diferente. Vemos que la composición de la Policía refleja a la ciudad y las comunidades de Los Ángeles”, puntualizó.

Para Jan Perry, concejal del Sur de Los Ángeles, lo que ha ocurrido en esa región se engloba en dos palabras: mucho progreso. Ello, remarcó, pone en otra perspectiva el clamor por justicia, a raíz de lo ocurrido con Martin y Kendrec McDade, el universitario baleado por la Policía de Pasadena a finales de marzo, y por equidad social, por las asignaturas pendientes (pobreza, desempleo, violencia).

“El mensaje para la gente es recordar dónde estábamos hace 20 años, ver a su alrededor y ver lo que hemos podido construir juntos, y hacer que nuestra ciudad avance hacia adelante”, indicó Perry.

Antes del acto donde estará presente la Policía, en la esquina de Normandie y Florence, un grupo de artistas y poetas afroamericanos recordará lo ocurrido en 1992 con un programa cultural denominado “El levantamiento de Los Ángeles”.

Mientras que la organización Community Coalition, con sede en el Sur de Los Ángeles, lo hará este sábado con un diálogo comunitario en la iglesia First AME (2270 S. Harvard Blvd.), en el cual participarán la congresista Karen Bass; el vicepresidente de la Comisión de Policía, John Mack; la directora de PolicyLink, Mary Lee, y el profesor Manuel Pastor.

Y el domingo se realizará una protesta en la esquina de la avenida Vermont y la calle 81, donde aún existen terrenos baldíos desde los incendios del 92.

“A pesar de que hemos avanzado mucho en las últimas dos décadas, sabemos que todavía tenemos mucho por hacer; por eso estamos tomando tiempo para reflexionar durante este fin de semana de conmemoración y planificar un futuro más brillante”, dijo Marqueece Harris-Dawson, presidente del grupo.