Cónsul de México en Houston responde a críticas

Luis Malpica y de Lamadrid explica los retos de la instancia a su cargo.
Cónsul de México en Houston responde a críticas
El cónsul general de México en Houston, Luis Malpica y de Lamadrid, durante la entrevista con RUMBO en las instalaciones del Consulado.
Foto: Gustavo Rangel / RUMBO

Ante las quejas y los reclamos de algunas organizaciones de mexicanos en Houston, el cónsul general de México Luis Mapica y de Lamadrid se sentó en exclusiva con RUMBO para hablar de la situación en el Consulado y de las críticas de grupos cívicos durante la reciente visita del presidente mexicano Felipe Calderón a Houston.

“Señor presidente, venimos a pedirle que nos ayude a que se acabe el despotismo en el Consulado General de México en Houston y que quite del cargo al cónsul Luis Malpica y de Lamadrid”, dijo José Luis López Tapia, director de la Asociación Guerrerense, durante la reunión que sostuvo el mandatario mexicano con líderes de la comunidad mexicana en el centro comunitario Ripley House de Houston, el pasado miércoles 25 de abril.

La Asociación Guerrerense presentó 100 quejas de usuarios en relación al servicio que se ofrece en el Consulado y alegaciones de maltrato por parte de los guardias de seguridad y del personal de documentación.

“El reto principal es darle un buen servicio al mexicano, es una comunidad que ha superado momentos muy difíciles y es una comunidad combativa. Cuando vienen aquí al Consulado vienen a pedir servicios buenos y rápidos y nosotros nos esforzamos al máximo para brindárselos”, dijo Malpica durante la entrevista con este semanario.

Con todo, el cónsul Malpica reconoció la existencia de varias cuestiones: que el sistema automático para hacer citas en el Consulado no ofrece información al detalle, demoras en el servicio por la necesidad de verificar extensivamente ciertos documentos, personal insuficiente a causa de limitaciones presupuestales, algunos casos de despotismo de personal de seguridad y problemas con personas o comercios que ofrecen servicios afuera del Consulado a precios que, según afirmó el cónsul, son abusivos y afectan al usuario.

Algunos usuarios se quejan de los sistemas automatizados para realizar una cita para trámites en el Consulado porque consideran que dan información incompleta o contradictoria. ¿Qué opina?

Es una llamada que se hace a México donde les dan en líneas generales la información, no se van al detalle. Nosotros hemos puesto en cartelones en la entrada toda la información que se necesita para que la persona no haga ninguna fila o cola, sino que sepa y haga la compulsa el usuario si los documentos que trae son los suficientes o faltan. La información detallada también está disponible en nuestra página de internet para los diferentes trámites que hacemos. El sistema automatizado es para tramitar la cita. También cabe aclarar que las citas se dan a un grupo de personas de un día para otro, quizás la confusión se da cuando el usuario piensa que su cita es individual y no es así pueden haber de 20 a 30 personas citadas a la misma hora y nosotros tratamos de tramitar la mayor cantidad posible diariamente.

¿Qué retos limitan al Consulado de México para dar a los usuarios un servicio más rápido y eficiente?

Lo que sucede es que muchas veces los connacionales no traen toda su documentación, la traen incompleta o no la traen legible y entonces cuando se tiene que hacer una revisión de la documentación a veces se lleva un poco más de tiempo para revisar esa documentación porque si es ilegible una acta de nacimiento se tiene que verificar. Curiosamente hemos visto muchos casos de ciudadanos de otros países que tratan de obtener una identificación mexicana, entonces lo que tenemos que tener es una certitud de que los papeles que se nos están presentando son documentos de mexicanos y estos casos retrasan el proceso.

¿Considerando que este Consulado tramita anualmente alrededor 170,000 actos, usted piensa que se necesitan más de las 60 personas que ahora laboran en él para funcionar mejor?

Lo ideal sería tener un poco más de personal pero estamos conscientes de que las limitaciones presupuestales no permiten tener todo el personal que quisiéramos, entonces tenemos que adecuarnos a las limitaciones presupuestales en México con el número de personas que trabajan en el Consulado.

¿Qué opina de las quejas de algunas personas que alegan un comportamiento déspota e irrespetuoso de los agentes de seguridad del Consulado?

Se le ha dado instrucciones a los policías, primero, de que la vigilancia no quita que sean amables con las personas, no tienen por qué ser déspotas. Pero también se debe entender que cuando un policía está educado en un sistema militarizado, su forma es brusca y no es porque sea agresivo, es su forma de contestar. Pero yo he insistido con ellos en que la primera imagen que se da en el Consulado es del personal de seguridad porque es la primer persona con la que se encuentra el usuario. A veces personas les preguntan a los de seguridad información que ellos no tienen y hay personas que llegan sin cita y quieren entrar y a esas personas no se les puede atender, en estos casos los oficiales de seguridad les tienen que decir que no y eso a veces incomoda a la gente.

¿Qué opina de las críticas a su persona y al Consulado por parte de algunos grupos cívicos?

En las afueras del Consulado hay una serie de comercios que ofrecen servicios, por ejemplo de copias y fotografías, siempre mucho más caros que los que tenemos en el Consulado, a veces lo doble o lo triple. Nosotros hemos puesto anuncios muy grandes para que no se dejen engañar los paisanos. Desafortunadamente el connacional a veces no se da cuenta y estos negocios le dicen a los paisanos que nosotros en el Consulado no damos esos servicios y con eso es suficiente para que les cobren precios exorbitantes y les dan un servicio deficiente. Nosotros cobramos mucho menos por los mismos servicios, entonces cuando se afectan intereses de este tipo pues viene una reacción negativa porque se está afectando entre comillas un negocio legítimo pero es un negocio que está afectando a los propios connacionales. La función del Consulado no es vender copias o sacar fotografías, se establecieron estos servicios por los abusos que se están haciendo en las afueras del Consulado.

¿Le preocupa que se pidió su renuncia enfrente del presidente Felipe Calderón?

Yo creo que siempre hay una posición demagógica cuando está el presidente y la forma más efectiva de decir ‘pido la renuncia de fulanito, que renuncie’. Esa es una demagogia creo yo, una posición demagógica que no tiene sustento.