En el valle combaten la prostitución

En el valle luchan contra la prostitución

“Caminar por las calles para que ellas no lo hagan”, con este lema grupos que ayudan a víctimas de la prostitución y la trata de personas marcharon este sábado por un vecindario del Valle de San Fernando, una de las zonas de Los Ángeles donde prevalecen ambos problemas.

“Es una triste realidad”, afirmó el teniente Dennis Ballas, del Buró del Valle de la Policía angelina (LAPD). “Mucha gente piensa que el tráfico de personas es un asunto de un país extranjero, que involucra a gente de muy lejos, pero no es así, pasa aquí”, agregó.

Para despertar consciencia sobre este grave problema unas 50 personas recorrieron ayer la calle Sherman Way y los bulevares Sepúlveda y Victory, en Sun Valley, con carteles donde se leía: “La prostitución no es un crimen sin víctimas” y “Las niñas no son una mercancía”.

“Es un problema enorme”, expresó Jody Wagner, administradora de casos de Mary Magdalene Project, una organización que desde hace más de 30 años asiste a las trabajadoras sexuales que buscan dar un cambio a sus vidas. “No puedes manejar por las calles entre las 6 y 8 de la mañana, sin ver, quisiera decir mujeres, pero son niñas de corta edad, en toda esta zona”, mencionó.

La Policía de Los Ángeles arrestó a 34 personas relacionadas con la prostitución en Sun Valley hace unas semanas, pero el operativo no eliminó por completo esa actividad ilegal, que cada vez más explota a mujeres de menor edad, la mayoría latinas y afroamericanas; ni evitó que se moviera al bulevar Lankershim, en North Hollywood.

En esa zona, donde se encuentra un importante corredor comercial, las trabajadoras sexuales son consideradas un asunto de seguridad pública.

George Villegas, subjefe del Buró del Valle del LAPD, explicó que es difícil combatir este delito, porque las mafias dedicadas a la trata de mujeres no suelen operar en el mismo lugar por más de cinco días. “Especialmente en el verano pasan un tiempo en San José, en Las Vegas, luego vienen a Los Ángeles, al bulevar Lankershim y después se van al bulevar Hollywood”, indicó.

“El problema está aquí, desde hace 15 años”, mencionó Villegas.

Aunque la parte visible de la prostitución son las 174 mujeres arrestadas en 2010 en esta ciudad y las casi 400 atendidas por Mary Magdalene Project el año pasado, hay también víctimas que permanecen en las sombras, alertó Michelle Guymon, del Departamento de Libertad Condicional de este condado.

“Muchos niños son invisibles para nosotros, porque son vendidos en la internet”, dijo.

Kim Biddle, del grupo Salvando la Inocencia, señaló que la mejor estrategia es, por medio de programas y ayuda constante, convertir a las trabajadoras sexuales en sobrevivientes y luego en líderes.

“Estas chicas realmente son las más inteligentes y brillantes. Muchas son estudiantes sobresalientes cuando dejan de ser explotadas”, dijo Biddle.

?>