Bajar de peso, aunque sea poco, reduce riesgo de diabetes

Especialistas recomiendan mantener un peso saludable, especialmente entre la población infantil.
Bajar de peso, aunque sea poco, reduce riesgo de diabetes
Hay muchas formas de perder peso y algunas son bien fáciles.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinión

Guadalajara (Notimex).- La mínima reducción en el peso corporal puede disminuir de manera considerable las posibilidades de contraer diabetes, afirmó el especialista Miguel Escalante Pulido.

El jefe del Servicio de Endocrinología del Hospital de Especialidades del IMSS Jalisco estimó que basta reducir 10% el peso corporal para prevenir el desarrollo de esta enfermedad hasta en 45%.

Indicó que en este nosocomio 85% de los pacientes acuden a consulta en diversas especialidades médicas, por enfermedades o complicaciones asociadas a la obesidad y el sobrepeso.

Manifestó que las principales complicaciones asociadas al exceso de peso corporal, además de la diabetes, son: hipertensión, exceso de lípidos y colesterol en la sangre y alto riesgo de enfermedad cardiovascular primordialmente de infartos cardiacos.

En cuanto a la prevalencia de obesidad y sobrepeso en población derechohabiente, comentó que de acuerdo con lo que se ha observado, esta asciende a 75% en los adultos derechohabientes.

En lo que se refiere a los niños, dijo que tres de cada cinco menores presentan obesidad.

“En general esta incidencia se ha triplicado en los últimos años y en adultos más, ya que México es el segundo país a escala internacional con más problemática de obesidad y sobrepeso en adultos”, aseveró.

Señaló que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Jalisco cuenta con diversas estrategias preventivas y de tratamiento para combatir la obesidad y el sobrepeso en niños y adultos.

Resaltó la importancia en que desde edades tempranas se vigile la talla y peso del menor, “en el esquema PREVENIMSS se recomienda que los infantes sean evaluados cada mes, dos meses y una vez por año, para verificar que la ganancia de peso y talla se presente de manera saludable”.

Mencionó que en los infantes es recomendable la lactancia materna hasta alcanzar los primeros seis meses de vida, con el objetivo de que éstos reciban los nutrientes requeridos y prevengan un incremento de peso desproporcionado.