Evo denuncia que por Facebook piden matarlo

El gobernante también aseguró haber visto comentarios en esa red social en los que le tratan de “burro, animal, ignorante”
Evo denuncia que por Facebook piden matarlo
Evo Morales, presidente de Bolivia, dice que esos comentarios lo alientan a seguir trabajando.
Foto: Archivo

La Paz, 14 de Mayo – El presidente de Bolivia, Evo Morales, denunció hoy que algunos opositores a su Gobierno le insultan por Facebook y convocan a matarlo, aunque matizó que esos comentarios no le molestan sino que le alientan a seguir con sus reformas.

“¿Qué dicen en los últimos días en el llamado Facebook? A mí no me molesta, (pero) dicen que hay que matar a este indio antes de que tenga muchas crías. No están hablando de hijos de Evo Morales, están hablando de que no surjan nuevos líderes indígenas y campesinos”, dijo Morales.

En un acto en la región andina de Oruro, el gobernante también aseguró haber visto comentarios en esa red social en los que le tratan de “burro, animal, ignorante”, y sostuvo que quienes le insultan lo hacen por “envidia y codicia”.

“Seguramente no les gusta que el pueblo siga creciendo y siga mejorando su economía nacional (…) Algunos, por supuesto, están envidiosos porque nosotros, a la cabeza de los sectores más pobres, hemos empezado a cambiar a Bolivia. Eso les molesta”, señaló.

También acusó al empresario Samuel Doria Medina, líder de la centrista Unidad Nacional, de decir públicamente que “hay que colgar a Evo como a Villarroel”, en alusión al asesinato en 1946 del presidente Gualberto Villarroel, a quien una turba asesinó en el Palacio de Gobierno y luego colgó su cadáver de un farol, episodio que Morales cita con frecuencia.

Doria Medina ha negado la acusación y afirma que solo se hizo eco de palabras de un dirigente vecinal de la ciudad de El Alto, aledaña a La Paz, pero el Gobierno ha insistido en atribuirle una supuesta intención de instigar ese crimen.

Desde que llegó al poder en 2006, Morales suele denunciar a menudo intentos de derrocarlo y asesinarlo, sobre todo cuando su popularidad cae por protestas sociales, como ahora, que está asediado desde fines de marzo por una oleada de conflictos de médicos, sindicatos e indígenas, entre otros.

El gobernante criticó hoy que “personas que tal vez estudiaron bastante (…) nunca cambiaron Bolivia”, mientras que “los sectores más abandonados, despreciados de toda la sociedad”, se organizaron políticamente para “salvar o sacar adelante a Bolivia”.

Añadió que le “alienta bastante” leer los mensajes de la oposición porque, según dijo, “se dan cuenta los enemigos” de que su movimiento “sigue creciendo” con nuevos liderazgos.