Giraldo en 3 y 2: Josh Hamilton va al ritmo de Barry Bonds

¿ES VÁLIDO? Buscando datos para esta columna, me asomé a las estadísticas de la MLB y encuentro que los números, récords y marcas de Barry Bonds siguen en su lugar. Incluidos, por supuesto, los 762 jonrones que sacó de por vida y los 73 que consiguió en 2001, cuando dicen que se dopaba.

Luego, como los 73 bombazos de Bonds son marca vigente, y con el ritmo que llevan Matt Kemp y Josh Hamilton, nadie aguanta la tentación de comparar.

Y qué tal Hamilton, quien batea para .402 con 18 jonrones y 44 remolques. Eso en 32 juegos y 127 turnos al bate. Eso dice que Hamilton conecta un jonrón cada siete turnos.

Un ritmo infernal que no va a sostener durante toda la campaña porque, si así fuera, llegaría, en los 162 juegos y 600 viajes al plato, a 92 jonrones.

Por si acaso, en aquel año raro para el beisbol, Bonds bateó para .328, con 73 jonrones y 137 remolques. Pegó un jonrón cada 9.1 turnos. Cuidado con Hamilton cuidado con Kemp que la historia se escribe todos los días.

BELTRÁN: No sólo comparan los aficionados de Los Ángeles y los de San Luis. Ahora comparamos todos. Después de ver el slump terrible que trae mal a Albert Pujols y el momento estelar de Carlos Beltrán con los Cardenales.

El boricua dejó en Nueva York su historial de lesiones y decidia y ha estado en los 33 juegos de su equipo con promedio de .298, 13 jonrones y 32 empujadas.

No está de más recordar que Beltrán no llego a San Luis a reeempalzar a Pujols, pero con Beltrán como lider son punteros de la División. Otro detalle… Beltrán cobra 13 millones por año y Pujols lleva a su cuenta casi 24 millones.

AX- EXCELENTE: ¡Qué historia la de John Axford! El joven cerrador de los Cerveceros tenía serie de 49 juegos salvados y el viernes subió a la lomita con ventaja de tres carreras para liquidar a los Cachorros. No pudo… le hicieron tres carreras. En nueve entradas el juego estaba 7-7 y Axford desapareció de la escena.

El juego se fue a 13 entradas y ganó Cerveceros 8-7… ya en el “clubhouse” los periodistas encontraron una nota en la que el lanzador se disculpaba por lo ocurrido y explicaba que mientras lanzaba a esa hora su esposa Nicole tenía contracciones y el médico les pidió que fueran a un hospital

“Mi actuación puso a mi esposa con contracciones”, dijo en una nota que recorrió toda la Social Media.

“Mi esposa y el bebé están bien”, dijo Ax al día siguiente, ya repuesto del susto.

GRAFITTI: “Si es un paranoico de los números o seguidor de Oakland… dentro de 67 juegos regresa Manny Ramírez a jugar…”.

Luego la seguimos.