Todo por decidir en Honduras

TEGUCIGALPA, Honduras (EFE).- Marathón y Olimpia empataron la noche del sábado 0-0 el primer partido de la final del Clausura de Honduras que se jugó en el Estadio Olímpico Metropolitano de San Pedro Sula al norte del país.

Los locales del Marathón, que dirige Ramón “Primitivo” Maradiaga, pudieron haber sentenciado el partido en la segunda parte, pero los postes y la oportuna intervención del portero del Olimpia, Donis Escober, lo impidieron.

El juego se dio para los dos equipos, con un Olimpia que hizo mejor sus deberes en la primera parte, cuando supo controlar el plan de ataque que desarrollaba el Marathón y se volcaba al ataque cada vez que el rival se lo permitía, pero le faltó definición en los últimos metros del campo.

El Olimpia, vigente campeón, intentaba hacer daño por medio de Juan Ramón Mejía y Óscar García, en tanto que el Marathón tenía como bujía a Mario Berríos, quien alimentaba con balones a Mitchel Brown y Jerry Palacios.

En el segundo tiempo, fue el Olimpia, que dirige el argentino Danilo Tosello, el que soportó los embates del Marathón, que para obtener su novena copa está obligado a ganar en Tegucigalpa el partido de vuelta, que se jugará el próximo 20 de mayo.

El Olimpia tratará de sacarle provecho a su condición de local en el juego de ida, que de ganarlo, se estaría sirviendo en bandeja de oro su campeonato número 25, con el que además el club espera conmemorar, el 12 de junio próximo, el primer centenario de fundación del equipo más popular de Honduras.