Cátedra de basquetbol a Lakers

Oklahoma City masacra a los angelinos para poner la serie 1-0

Cátedra de basquetbol a Lakers
Kobe Bryant (izq.) y Pau Gasol observan desencajados el partido ante los implacables Thunder durante un descanso del juego de anoche.
Foto: AP

OKLAHOMA CITY (AP).- Russell Westbrook encestó 27 puntos y repartió nueve asistencias, Kevin Durant agregó 25 unidades, y el Thunder de Oklahoma City arrolló ayer por 119-90 a los Lakers de Los Ángeles en el primer partido de las semifinales de la Conferencia Oeste.

El Thunder ya llevaba una ventaja de 15 unidades al llegar el medio tiempo, y luego abrió el tercer período con una andanada de 15-2 llena de triples y volcadas para delicia de los espectadores.

Oklahoma City llegó a estar arriba hasta por 35 puntos, de alguna forma una especie de venganza por el codazo que Metta World Peace le propinó a la cabeza de James Harden del Thunder tres semanas antes… y sin necesitar de estratagemas sucias para lograrlo.

Kobe Bryant y Andrew Bynum anotaron 20 puntos cada uno para los Lakers y Bynum capturó 14 rebotes.

Dos juegos después de estar abajo por 28 puntos en una deerrota en Denver en el juego seis, ayer fue peor para los Lakers. Respondieron a ese tropiezo derrotando a los Nuggets por 96-87 en un emocionante séptimo partido el sábado.

Pero ahora necesitarán de otro gran regreso para el duelo número dos ante Oklahoma City que se disputará mañ ana por la noche de nuevo en Oklahoma City.

La humillación que recibieron anoche los angelinos empató la duodécima peor derrota en la historia de los Lakers en playoffs.

Metta World Peace cumplió con una suspensión de siete partidos y regresó justo para ayudar a los oro-púrpura a ganar el séptimo partido contra Denver, pero anoche no pudo hacer una diferencia..

En Boston, Evan Turner encestó la canasta que adelantó a Filadelfia cuando faltaban 40.4 segundos, y los 76ers contuvieron ayer a Boston al encestar seis tiros libres seguidos para vencer el lunes 82-81 a los Celtics e igualar 1-1 la semifinal de la Conferencia del Este.

Turner terminó con 10 puntos, incluyendo la canasta en bandeja que puso a los Sixers arriba 76-75. Añadió un par de tiros libres cuando quedaban 12 segundos por jugar.

Jrue Holiday aportó 18 puntos y Andre Iguodala añadió 13 puntos, siete asistencias y seis rebotes para los Sixers, que en el primer partido dejaron escapar la victoria al desperdiciar una ventaja de 10 puntos.

Kevin Garnett anotó 15 puntos con 12 rebotes, mientras que Ray Allen coló 17 puntos para los Celtics.

El tercer partido se disputará mañana en Filadelfia.

Esta fue la primera victoria de los Sixers en un duelo de playoffs en Boston desde 1982.

Boston quedó cerca de repetir la remontada del primer partido, en el que se impusieron 92-91.

Filadelfia ganaba por 57-9 al iniciar el cuarto período, pero Boston lo empató dos veces antes de irse arriba 72-71 con un triple de Avery Bradley.

Pero los Sixers no se amilanaron en el encuentro y volvieron a recuperar la ventaja en una definición reñida en la recta final.

GRIFFIN… LISTO

En San Antonio, Blake Griffin despertó ayer sin sentir un empeoramiento en el esguince de la rodilla izquierda, aunque tampoco sintiéndose mucho mejor.

El reposo es el único remedio, pero ése es un lujo que los Clippers de Los Ángeles no pueden darse. Los médicos conjeturan que podría ausentarse dos semanas si ahora fuera la temporada regular.

Griffin piensa de otra manera. Afirma que hoy jugará el primer partido contra las Espuelas de San Antonio.

El entrenador de los Clippers, Vinny Del Negro, se abstiene asegurarlo.

“Aún no lo sé”, reconoció Del Negro ayer. “Esa decisión la voy a tomar mañana [hoy] luego de la práctica y luego de hablar con el fisioterapeuta”.

Griffin insistió en que no hay “ninguna duda” sobre su disponibilidad para el arranque de las semifinales en la Conferencia Oeste, que comienzan dos días después que jugó menos de dos minutos del último cuarto en el séptimo partido que ganaron en Memphis.

Su lesión es la que más inquieta, ya que su estelar base Chris Paul indicó el lunes que su cadera está bien y el alero Caron Butler debe jugar pese a una fractura en la mano izquierda.

Los Clippers volaron directamente de Memphis a Texas la noche del domingo, dándose poco tiempo para disfrutar una de las victorias más importantes en la penosa historia de 41 años del equipo. Antes del domingo nunca habían ganado un séptimo encuentro, además de que es apenas la tercera ocasión que avanzan a la segunda ronda de la postemporada.

Y para enfrentar a los Spurs

Mientras los Clippers disputan su sexto partido en 11 días, los Spurs llevan ocho días sin jugar desde que barrieron a Utah en la ronda inicial.

El argentino Manu Ginóbili, por su parte, dijo que creía que iba a jugar el domingo. “La incertidumbre no siempre es buena. Vine aquí (el sábado) pensando que lo iba a saber, y luego no. Esto desmotiva. Porque no puedes prepararte para nada”.

Los Spurs ganaron dos de sus tres duelos contra los Clippers esta temporada, y la derrota se dio en un partido en el que su armador Tony Parker no jugó por una lesión.